sábado, 19 de agosto de 2017

Padre Carlos Yepes | ¡GRITA! No te calles

Rosario Misterios Gozosos (Lunes Y Sábado) - Tele VID

Santa Misa: sábado 19 de agosto de 2017 (de nazaret.tv)

EVANGELIO DEL DÍA Sábado 19 de Agosto 2017 l Palabra de Vida Padre Carlo...

Evangelio Del Día | Lectio Divina (19 De Agosto De 2017) - Tele VID

María, la Virgen del amor misericordioso


María, la Virgen del amor misericordioso

Ese gran amor de esposa, de madre, de amiga que se respiraba en torno suyo, estaba entretejido con mil y un detalles.


Por: P. Marcelino de Andrés LC | Fuente: Catholic.net 

Entre los muchos títulos con los que nos referimos a María está el de Madre del Amor misericordioso. Es la Madre de Cristo, la Madre de Dios. Y Dios es amor. Dios quiso, sin duda, escogerse una Madre adornada especialmente de la cualidad o virtud que a Él lo define. Por eso María debió vivir la virtud del amor, de la caridad en grado elevadísimo. Fue, ciertamente, uno de sus principales distintivos. Es más, Ella ha sido la única creatura capaz de un amor perfecto y puro, sin sombra de egoísmo o desorden. Porque sólo Ella ha sido inmaculada; y por eso sólo Ella ha sido capaz de amar a Dios, su Hijo, como Él merecía y quería ser amado.

Fue ese amor suyo un amor concreto y real. El amor no son palabras bonitas. Son obras. “El amor es el hecho mismo de amar”, dirá San Agustín. La caridad no son buenos deseos. Es entrega desinteresada a los demás. Y eso es precisamente lo que encontramos en la vida de la Santísima Virgen: un amor auténtico, traducido en donación de sí a Dios y a los demás.

María irradiaba amor por los cuatro costados y a varios kilómetros a la redonda. La casa de la sagrada familia debía estar impregnada de caridad. Como también su barrio, el pueblo entero e incluso gran parte de la comarca... Las hondas expansivas del amor, cuando es real, se difunden prodigiosamente con longitudes insospechadas.

Confío en Ti




Confío en Ti
La fe no constata, se fía de un ser omnipotente e infinitamente misericordioso y elige confiar a pesar de todas las evidencias. 
Autor: P. Mariano de Blas LC | Fuente: Catholic.net


Confío en Ti, porque eres completamente de fiar. Eres la misericordia sin orillas ni fronteras. Misericordia que ha perdonado, perdona y seguirá perdonando.

Cuanto necesito de esa misericordia y bondad, yo que soy tan pecador. Espero en Ti porque eres la misericordia infinita. Si yo supiera, si yo creyera que tu bondad y misericordia no tienen medida, me sentiría para siempre seguro y tranquilo. Si eres la misericordia infinita, haz que sea también infinita mi confianza. 

Todo lo perdonas, aun los más horrendos pecados, si hay un poco de arrepentimiento y humildad. No cabe desesperanza en el corazón de los más grandes pecadores. El perdón de Dios siempre es mayor.

Espero en Ti porque eres fiel a tus promesas. Tú cumples siempre. El hombre casi nunca. Por eso tengo la certeza de tus promesas. Un día las disfrutaré de seguro. Mientras alimento mi esperanza.

La confianza tan necesaria...Las penas son grandes a veces y la esperanza no alcanza. Él nos ha dicho: Confiad totalmente en Mí. Nuestra mente nos dice: No saldrás del hoyo. Así piensan los que se suicidan.
Jesús dice: No os preocupéis... Nuestro refrigerador vacío, la tarjeta vencida, los pagos de la casa sin hacer, la falta de trabajo, no tienes remedio...

Santo Evangelio 19 de agosto 2017

La imagen puede contener: 1 persona, texto
Día litúrgico: Sábado XIX del tiempo ordinario

Texto del Evangelio (Mt 19,13-15): En aquel tiempo, le presentaron a Jesús unos niños para que les impusiera las manos y orase; pero los discípulos les reñían. Mas Jesús les dijo: «Dejad que los niños vengan a mí, y no se lo impidáis porque de los que son como éstos es el Reino de los Cielos». Y, después de imponerles las manos, se fue de allí.


«Le presentaron a Jesús unos niños para que les impusiera las manos y orase; pero los discípulos les reñían»

viernes, 18 de agosto de 2017

MISAL DIARIO



LECTURAS DEL SÁBADO XIX DEL T. ORDINARIO 19 DE AGOSTO (VERDE O BLANCO)

Le presentaron unos niños a Jesús para que les impusiera las manos y orase por ellos.



RESPUESTAS DE FE S.D.A.

SAN JUAN EUDES PRESBÍTERO

MISA DE SANTA MARÍA EN SÁBADO


ANTÍFONA DE ENTRADA

Floreció la vara de Jesé: la Virgen concibió al que es Dios y hombre; Dios nos devolvió la paz, reconciliando en sí lo más grande con lo pequeño. 

ORACIÓN COLECTA

Te pedimos, Señor, que nos asista la venerable intercesión de santa María siempre Virgen, y que, libres de todos los peligros, nos haga gozar de tu paz. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos.

LITURGIA DE LA PALABRA

Digan aquí y ahora a quién quieren servir.



Del libro de Josué: 24, 14-29

En aquellos días, habló Josué al pueblo y le dijo: "Teman al Señor y sírvanlo con toda la sinceridad de su corazón. Apártense de los dioses a los que sirvieron sus padres al otro lado del río Eufrates y en Egipto, y sirvan al Señor. Pero si no les agrada servir al Señor, digan aquí y ahora a quien quieren servir: ¿a los dioses a los que sirvieron sus antepasados al otro lado del río Eufrates, o a los dioses de los amorreos, en cuyo país habitan? En cuanto a mí toca, mi familia y yo serviremos al Señor".

El pueblo respondió: "Lejos de nosotros abandonar al Señor para servir a otros dioses, porque el Señor es nuestro Dios; Él fue quien nos sacó de la esclavitud de Egipto, el que hizo ante nosotros grandes prodigios, nos protegió por todo el camino que recorrimos, y en los pueblos por donde pasamos expulsó a todos los que habitaban el país al que llegamos. Así pues, también nosotros serviremos al Señor, porque Él es nuestro Dios".

Entonces Josué le dijo al pueblo: "No creo que ustedes puedan servir al Señor, porque es un Dios santo y celoso, que no perdonará sus rebeldías y pecados. Si después de todo el bien que el Señor les ha hecho, lo abandonan para servir a dioses extranjeros, Él los castigará y acabará con ustedes".

El pueblo le respondió a Josué: "No nos sucederá lo que tú dices, porque ciertamente serviremos al Señor". Josué le dijo al pueblo: "Ustedes son testigos de que han elegido servir al Señor". Respondieron ellos: "Somos testigos". Josué les dijo entonces: "Apártense, pues, de los dioses extranjeros que tienen y vuelvan su corazón al Señor, Dios de Israel". El pueblo respondió a Josué: "Serviremos al Señor, nuestro Dios, y obedeceremos sus mandamientos".

Aquel día Josué renovó la alianza del Señor con el pueblo y le impuso a éste mandamientos y normas en Siquem. Josué escribió estas cláusulas en el libro de la ley de Dios. Tomó luego una gran piedra y la colocó al pie de la encina que había en el santuario del Señor. Josué le dijo a todo el pueblo: "Esta piedra será testigo, pues ha oído todo lo que el Señor les ha dicho; ella será testigo contra ustedes, cuando quieran renegar del Señor, su Dios". Por fin, Josué despidió al pueblo y cada uno se volvió a su casa. Algún tiempo después, murió Josué, hijo de Nun y siervo del Señor, a la edad de ciento diez años.

Año Cristiano Franciscano



DÍA 19 DE AGOSTO

 

SAN LUIS DE ANJOU, Obispo . Nació el año 1274 en Brignoles (Provenza, Francia), donde murió el 19 de agosto de 1297. Era hijo primogénito de Carlos de Anjou, rey de Nápoles, sobrino de san Luis de Francia y estaba emparentado con otros santos de familias reales. En su juventud, a cambio de la libertad de su padre, estuvo siete años en Barcelona como rehén de Alfonso III de Aragón, confiado a la custodia de los franciscanos, quienes le formaron en las ciencias humanas y en la Sagrada Escritura, y le educaron en las virtudes cristianas. Al recobrar la libertad, atraído por el ideal franciscano, renunció a sus derechos a la corona, profesó la Regla de san Francisco y se ordenó de sacerdote en 1296. Elegido y consagrado para regir la diócesis de Toulouse (Francia), su pontificado fue breve pero muy provechoso para el clero y para los fieles. Obró tantos milagros después de su muerte, que el papa Juan XXII lo canonizó en 1317, en presencia su madre y sus hermanos.- Oración: Concédenos, Dios todopoderoso, que imitemos el ejemplo de san Luis, obispo, que antepuso el reino de los cielos al poder temporal y, como él se distinguió en la virtud de la castidad y en el amor a los pobres, así nosotros usemos debidamente de las cosas de este mundo para ganar el cielo. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.



SAN JUAN EUDES. Nació en Ri, diócesis francesa de Séez (Normandía), el año 1601. Estudió en los jesuitas y rehusó el matrimonio ventajoso que se le ofrecía, para consagrarse al Señor. Recibió las órdenes menores e ingresó en la Congregación del Oratorio fundada por el Card. De Bérulle. Ordenado sacerdote en 1625, se dedicó de manera intensa a las misiones populares y la predicación en las parroquias de extensas zonas rurales de Normandía, con mucho fruto de vida cristiana. Para mejor responder a las urgencias de la Iglesia, dejó el Oratorio y fundó dos congregaciones religiosas: una dedicada a las misiones populares y a la formación de los seminaristas, la Congregación de Jesús y María (los Eudistas); y la otra a la reeducación de las jóvenes extraviadas, la de Nuestra Señora de la Caridad. En sus escritos nos dejó constancia de su profundo conocimiento del misterio de Cristo. Fomentó con entusiasmo la devoción a los Corazones de Jesús y de María. Murió en Caen (Normandía) el 19 de agosto de 1680.- Oración: Oh Dios, que elegiste a san Juan Eudes para anunciar al mundo las insondables riquezas del misterio de Cristo, concédenos, te rogamos, que, por su palabra y su ejemplo, crezcamos en el conocimiento de tu verdad y vivamos según el Evangelio. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.



SAN EZEQUIEL MORENO Y DÍAZ. Nació en Alfaro (La Rioja, España) el año 1848. Ingresó en la Orden de los Agustinos Recoletos deseoso de anunciar el Evangelio en las islas Filipinas, adonde fue enviado en 1869. Allí recibió la ordenación sacerdotal en 1871 y durante 15 años se dedicó a misionar. De regresó en España se dedicó a la formación de los futuros misioneros, como encargado del noviciado. En 1888 los destinaron a Colombia con la misión de restaurar allí su Orden. Se hizo cargo del Vicariato apostólico de Casanare, en el que realizó una gran obra evangelizadora con los indígenas. Y así restableció la observancia religiosa en las comunidades y reactivó las misiones. En 1893 fue nombrado obispo titular de Pinara y más tarde obispo de Pasto, donde le esperaban situaciones difíciles y amargas, que le hicieron pasar una verdadera noche oscura del espíritu. En 1905 se le declaró un tumor maligno y, enfermo, regresó a España. Lo operaron, pero murió en Monteagudo (Navarra) el 19 de agosto de 1906.


Beato Benigno de Canet de Mar

Sangre en la Estrella Roja: El Martirio de la Gran Duquesa Elizabeth

Descrito en la época como la mujer más bella de Europa, esta es la historia de una princesa que iba a conocer tanto la adulación pública como la tristeza privada antes de pasar sus últimos días al servicio de los enfermos y los pobres con la simple vestimenta de una monja . Habiendo nacido en el privilegio y vivido en un esplendor inimaginable, su fin era venir en un desierto industrial como un mártir de su fe.
Su Alteza Grand-Ducal princesa Elisabeth nació el 1 de noviembre de 1864. Ella había sido nombrada después de St. Elizabeth de Hungría, un antepasado distante. Ella, como era conocido, era el segundo hijo de la Casa Real de Hesse, un principado germano menor. Su educación era convencional para uno de esos rangos; Encantador y brillante, ella también era hermosa. Los pretendientes fueron propuestos o vinieron esperando para el matrimonio. El futuro Kaiser Guillermo II era uno de esos, sólo para ser encontrado con una empresa si es educado " nein " . Entonces vinieron de Oriente dos hermanos, hijos del zar ruso, y fue a uno de ellos, Sergei, ella fue Un intenso parentesco artístico y espiritual creció-pronto su corazón fue ganado.

Santa Misa: viernes 18 de agosto de 2017, por el atentado en Barcelona (...

EVANGELIO DEL DÍA Viernes 18 de Agosto 2017 l Palabra de Vida Padre Carl...

Evangelio Del Día | Lectio Divina (18 De Agosto De 2017) - Tele VID

En la cena del cordero


Himno

En la cena del cordero

Fuente: Liturgia de las horas
   
En la Cena del Cordero
y habiendo ya cenado,
acabada la figura,
comenzó lo figurado.

Por mostrar Dios a los suyos
cómo está de amor llagado,
todas las mercedes juntas
en una las ha cifrado.

Pan y vino material
en sus manos ha tomado
y, en lugar de pan y vino,
cuerpo y sangre les ha dado.

Si un bocado nos dio muerte,
la vida se da en bocado;
si el pecado dio el veneno,
el remedio Dios lo ha dado.

Haga fiesta el cielo y tierra
y alégrese lo criado,
pues, Dios no cabiendo en ello,
en mi alma se ha encerrado. 

Amén

Santo Evangelio 18 de agosto 2017

La imagen puede contener: 1 persona, texto
Día litúrgico: Viernes XIX del tiempo ordinario

Texto del Evangelio (Mt 19,3-12): En aquel tiempo, se acercaron a Jesús unos fariseos que, para ponerle a prueba, le dijeron: «¿Puede uno repudiar a su mujer por un motivo cualquiera?». Él respondió: «¿No habéis leído que el Creador, desde el comienzo, los hizo varón y hembra, y que dijo: Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre y se unirá a su mujer, y los dos se harán una sola carne? De manera que ya no son dos, sino una sola carne. Pues bien, lo que Dios unió no lo separe el hombre». 

Dícenle: «Pues ¿por qué Moisés prescribió dar acta de divorcio y repudiarla?». Díceles: «Moisés, teniendo en cuenta la dureza de vuestro corazón, os permitió repudiar a vuestras mujeres; pero al principio no fue así. Ahora bien, os digo que quien repudie a su mujer -no por fornicación- y se case con otra, comete adulterio». 

Dícenle sus discípulos: «Si tal es la condición del hombre respecto de su mujer, no trae cuenta casarse». Pero Él les dijo: «No todos entienden este lenguaje, sino aquellos a quienes se les ha concedido. Porque hay eunucos que nacieron así del seno materno, y hay eunucos que se hicieron tales a sí mismos por el Reino de los Cielos. Quien pueda entender, que entienda».


«Pues bien, lo que Dios unió no lo separe el hombre»

jueves, 17 de agosto de 2017

MISAL DIARIO



LECTURAS DEL VIERNES XIX DEL T. ORDINARIO 18 DE AGOSTO (VERDE)

Así pues, lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre.



RESPUESTAS DE FE S.D.A.

SANTA ELENA DE CONSTANTINOPLA REINA

ANTÍFONA DE ENTRADA Ap 5, 9-10

Con tu sangre compraste para Dios hombres de todas las razas y lenguas, de todos los pueblos y naciones, para constituir un reino para Dios.

ORACIÓN COLECTA

Señor Dios, que redimiste a todos los hombres con la preciosa Sangre de tu Unigénito, conserva en nosotros la obra de tu misericordia, para que, celebrando sin cesar el misterio de nuestra salvación, merezcamos alcanzar sus frutos. Por nuestro Señor Jesucristo…

LITURGIA DE LA PALABRA

Yo tomé a su padre Abraham de Mesopotamia, y a ustedes los saqué de Egipto y los he hecho entrar en la tierra prometida.



Del libro de Josué: 24, 1-13


En aquellos días, Josué convocó en Siquem a todas las tribus de Israel y reunió a los ancianos, a los jueces, a los jefes y a los escribas. Cuando todos estuvieron en presencia del Señor, Josué le dijo al pueblo:


"Esto dice el Señor, Dios de Israel: ‘Al otro lado del río Eufrates vivieron hace tiempo sus antepasados, hasta la época de Téraj, padre de Abraham y de Najor, y adoraban otros dioses. Yo saqué a su padre Abraham del país de Mesopotamia y lo conduje a la tierra de Canaán; le di por hijo a Isaac y multipliqué su descendencia. A Isaac le di por hijos a Jacob y Esaú; a Esaú le di en propiedad la montaña de Seír; Jacob y sus hijos se fueron a Egipto.

Envié después a Moisés y a Aarón y castigué a Egipto con señales prodigiosas. Luego los saqué de allí a ustedes y a sus padres, y llegaron al mar. Los egipcios persiguieron a los padres de ustedes con carros y guerreros hasta el mar Rojo. Ustedes clamaron entonces al Señor, el cual tendió una densa niebla entre ustedes y los egipcios e hizo caer sobre ellos el mar, que los cubrió. Con sus propios ojos vieron ustedes lo que hice con Egipto. Luego vivieron largo tiempo en el desierto.

Los introduje después en la tierra de los amorreos, que habitaban al otro lado del Jordán; ellos les declararon la guerra y yo los entregué en las manos de ustedes; los destruyeron y ocuparon su tierra. Después se levantó Balac, hijo de Sipor, rey de Moab, para pelear contra Israel y mandó llamar a Balaam, hijo de Beor, para que los maldijera. Pero yo no quise escuchar a Balaam, que no tuvo más remedio que bendecirlos, y así los libré de las manos de Balac.

Pasaron ustedes el Jordán y llegaron a la región de Jericó. La gente de Jericó les hizo la guerra, igual que los amorreos, los perezeos, los cananeos, los hititas, los guirgaseos, los jiveos y los yebuseos, pero yo los entregué en las manos de ustedes. Mandé delante de ustedes avispas que expulsaron, antes de que ustedes llegaran, a los dos reyes de los amorreos; eso no se realizó ni con las espadas ni con los arcos de ustedes.

Finalmente les he dado una tierra que no han cultivado; unas ciudades que no han construido y en las que, sin embargo, habitan; les he dado viñedos y olivares que no habían plantado y de los que ahora se alimentan’".

Palabra de Dios.

Te alabamos, Señor.

Del salmo 135


Año Cristiano Franciscano



DÍA 18 DE AGOSTO



SANTA ELENA. Es conocida en especial por ser la madre del emperador Constantino, que dio la paz y libertad a la Iglesia, y por su peregrinación a Tierra Santa para buscar los lugares del Nacimiento de Cristo, de su Pasión y Resurrección. Halló en Jerusalén la verdadera cruz de Cristo, recuperó los santos lugares del cristianismo y honró el pesebre y la cruz del Señor construyendo basílicas dignas de veneración. Nació en Depranum de Bitinia (en la actual Turquía) hacia el año 255. Contrajo matrimonio con el tribuno militar Constancio Cloro que, por razones políticas, la repudió. Cuando el hijo de ambos, Constantino, llegó al poder, la rodeó de honores imperiales y le dio el título más alto a que podía aspirar una mujer: «Augusta». Se convirtió sinceramente al cristianismo, apoyó a la Iglesia e influyó en la conversión de su hijo, socorrió a los pobres, favoreció los monasterios femeninos, acudía a la iglesia piadosamente confundida entre los fieles. Murió hacia el año 330 y fue sepultada en Roma, en la Vía Labicana.



SAN ALBERTO HURTADO CRUCHAGA. Nació en Viña del Mar, Chile, el año 1901. La muerte prematura del padre llevó a su familia a una situación precaria. Una beca le permitió estudiar. Trabajando y estudiando, hizo la carrera de Derecho. Ingresó en la Compañía de Jesús en 1923 y luego completó estudios en Argentina, España y Bélgica, donde fue ordenado de sacerdote en 1933. Regresó a Chile en 1936. Ya en su patria, su celo apostólico se extendió a todos los campos: enseñanza, publicación de libros, dirección de ejercicios espirituales, Acción Católica, etc. En 1944 inició una de sus obras más conocidas: el «Hogar de Cristo», lugar de acogida y educación para los marginados. Su apostolado se caracterizó por una gran dedicación a los niños pobres y abandonados, un celo ardiente por la formación de los laicos y un vivo sentido de justicia social cristiana. Murió en Santiago de Chile el 18 de agosto de 1952. Lo canonizó Benedicto XVI el año 2005.

Divorciados vueltos a casar - Cardenal Juan Sandoval Íñiguez

EL PARAÍSO LOS SUEÑOS DE SAN JUAN BOSCO

LA VIDA DE SAN IGNACIO DE LOYOLA

Rezo de Laudes y Misa Coral del Cabildo, 17 de agosto de 2017, 8:30 hrs.

Arquitecto de Dios

BR. ANTHONY VANBERKUM, OP
El hombre que caminaba a la Confesión parecía harapiento y pobre; Probablemente sin hogar. Tal vez por eso la gente simplemente lo ignoró cuando fue golpeado por un tranvía que pasaba y arrojado al lado de la carretera. Finalmente lo llevaron al hospital, pero no tenían los recursos para dar el mejor cuidado posible a los hombres sin hogar. En el momento en que el reconocido arquitecto fue reconocido, estaba más allá del punto de recuperación. Antoni Gaudí, famoso en nombre pero no en cara, murió el 10 de junio de 1926.
De alguna manera, su muerte solitaria era un final apropiado para su vida. Gaudí nunca se casó, y en los últimos cinco años de su vida todos sus amigos cercanos y familia, incluso aquellos mucho más jóvenes que él, habían fallecido. Su respuesta fue acercarse a la compañía que le quedaba: su arte y su Dios. Gaudí dedicó sus últimos años a su proyecto final, la iglesia de la Sagrada Familia de Barcelona, ​​llegando incluso a trasladarse al cementerio unos meses antes de su muerte. Allí vivió una vida sencilla de oración, ayuno y trabajo en la iglesia.

Un obispo explica por qué debe leer Obra maestra de CS Lewis "The Great Divorce"

MacMillan, Amazon
En mi calidad de obispo regional de la región pastoral de Santa Bárbara, que abarca dos condados enteros al norte de Los Ángeles, estoy obligado a pasar mucho tiempo en el coche. Para hacer los viajes largos un pedacito más fácil, he vuelto en el hábito de escuchar los libros audio.
Recientemente, seguí con atención, un libro que había leído hace muchos años, pero que, confieso, había olvidado en gran medida: El Gran Divorcio de CS Lewis  . La inspiración para esta fantasía teológica es la idea medieval del  refrigerio , el refresco o las vacaciones del Infierno, concedidas a algunas de las almas que permanecen allí.
Así, el narrador de Lewis sale de las calles aburridas del mundo subterráneo y, con un grupo de otros fantasmas, los viajes en autobús de vuelo a una tierra encantadora que se da cuenta es el patio del cielo. En ese lugar encantado, los fantasmas se encuentran con un número de habitantes del mundo celestial, que tratan de sacar a las pobres almas de su miseria.
La imagen puede contener: 1 persona, primer plano
Lo que dice
Mt 18, 21-19,1 - No te digo hasta siete veces, sino hasta setenta veces siete

Pedro se acercó entonces y le dijo: “Señor, ¿cuántas veces tengo que perdonar las ofensas que me haga mi hermano? ¿Hasta siete veces?” Jesús le dice: “No te digo hasta siete veces, sino hasta setenta veces siete”. “Por eso el Reino de los Cielos es semejante a un rey que quiso ajustar cuentas con sus siervos. Al empezar a ajustarlas, le fue presentado uno que le debía diez mil talentos. Como no tenía con qué pagar, ordenó el señor que fuese vendido él, su mujer y sus hijos y todo cuanto tenía, y que se le pagase. Entonces el siervo se echó a sus pies, y postrado le decía: `Ten paciencia conmigo, que todo te lo pagaré'. Movido a compasión el señor de aquel siervo, le dejó ir y le perdonó la deuda. Al salir de allí aquel siervo se encontró con uno de sus compañeros, que le debía cien denarios; le agarró y, ahogándole, le decía: `Paga lo que debes'. Su compañero, cayendo a sus pies, le suplicaba: `Ten paciencia conmigo, que ya te pagaré'. Pero él no quiso, sino que fue y le echó en la cárcel, hasta que pagase lo que debía. Al ver sus compañeros lo ocurrido, se entristecieron mucho, y fueron a contar a su señor todo lo sucedido. Su señor entonces le mandó llamar y le dijo: `Siervo malvado, yo te perdoné a ti toda aquella deuda porque me lo suplicaste. ¿No debías tú también compadecerte de tu compañero, del mismo modo que yo me compadecí de ti?' Y encolerizado su señor, le entregó a los verdugos hasta que pagase todo lo que le debía. Esto mismo hará con vosotros mi Padre celestial, si no perdonáis de corazón cada uno a vuestro hermano”. Y sucedió que, cuando acabó Jesús estos discursos, partió de Galilea y fue a la región de Judea, al otro lado del Jordán.

Lo que me dice

Rosario Misterios Luminosos (Jueves) - Tele VID

Santa Misa del jueves 17 de agosto de 2017 (de nazaret.tv)

EVANGELIO DEL DÍA Jueves 17 de Agosto 2017 l Palabra de Vida Padre Carlo...

Evangelio Del Día | Lectio Divina (17 De Agosto De 2017) - Tele VID

La Bienaventurada Virgen María, Madre de Dios, en el misterio de Cristo y de la iglesia



  
La Bienaventurada Virgen María, Madre de Dios, en el misterio de Cristo y de la iglesia


SS. Juan Pablo II


Parte de la Constitución Dogmática "Lumen Gentium" sobre la Iglesia

I. INTRODUCCIÓN 

La Santísima Virgen María en el misterio de Cristo 

52. El benignísimo y sapientísimo Dios, al querer llevar a término la redención del mundo, "cuando llegó la plenitud del tiempo, envió a su Hijo hecho de mujer... para que recibiésemos la adopción de hijos" (Gal 4,4-5). "El cual por nosotros, los hombres, y por nuestra salvación, descendió de los cielos, y se encarnó por obra del Espíritu Santo de María Virgen". Este misterio divino de salvación se nos revela y continúa en la Iglesia, a la que el Señor constituyó como su Cuerpo, y en ella los fieles, unidos a Cristo, su Cabeza, en comunión con todos sus Santos, deben también venerar la memoria, "en primer lugar, de la gloriosa siempre Virgen María, Madre de nuestro Dios y Señor Jesucristo".

La Santísima Virgen y la Iglesia 

53. En efecto, la Virgen María, que según el anuncio del ángel recibió al Verbo de Dios en su corazón y en su cuerpo y entregó la vida al mundo, es conocida y honrada como verdadera Madre de Dios Redentor. Redimida de un modo eminente, en atención a los futuros méritos de su Hijo y a El unida con estrecho e indisoluble vínculo, está enriquecida con esta suma prerrogativa y dignidad: ser la Madre de Dios Hijo y, por tanto, la hija predilecta del Padre y el sagrario del Espíritu santo; con un don de gracia tan eximia, antecede con mucho a todas las criaturas celestiales y terrenas. Al mismo tiempo ella está unida en la estirpe de Adán con todos los hombres que han de ser salvados; más aún, es verdaderamente madre de los miembros de Cristo por haber cooperado con su amor a que naciesen en la Iglesia los fieles, que son miembros de aquella cabeza, por lo que también es saludada como miembro sobreeminente y del todo singular de la Iglesia, su prototipo y modelo destacadísimo en la fe y caridad y a quien la Iglesia católica, enseñada por el Espíritu Santo, honra con filial afecto de piedad como a Madre amantísima.

Intención del Concilio 

Santo Evangelio 17 de agosto 2017

La imagen puede contener: 1 persona, texto
Día litúrgico: Jueves XIX del tiempo ordinario

Texto del Evangelio (Mt 18,21—19,1): En aquel tiempo, Pedro preguntó a Jesús: «Señor, ¿cuántas veces tengo que perdonar las ofensas que me haga mi hermano? ¿Hasta siete veces?». Dícele Jesús: «No te digo hasta siete veces, sino hasta setenta veces siete. Por eso el Reino de los Cielos es semejante a un rey que quiso ajustar cuentas con sus siervos. Al empezar a ajustarlas, le fue presentado uno que le debía 10.000 talentos. Como no tenía con qué pagar, ordenó el señor que fuese vendido él, su mujer y sus hijos y todo cuanto tenía, y que se le pagase. Entonces el siervo se echó a sus pies, y postrado le decía: «Ten paciencia conmigo, que todo te lo pagaré». Movido a compasión el señor de aquel siervo, le dejó en libertad y le perdonó la deuda. 

»Al salir de allí aquel siervo se encontró con uno de sus compañeros, que le debía cien denarios; le agarró y, ahogándole, le decía: «Paga lo que debes». Su compañero, cayendo a sus pies, le suplicaba: «Ten paciencia conmigo, que ya te pagaré». Pero él no quiso, sino que fue y le echó en la cárcel, hasta que pagase lo que debía. Al ver sus compañeros lo ocurrido, se entristecieron mucho, y fueron a contar a su señor todo lo sucedido. Su señor entonces le mandó llamar y le dijo: «Siervo malvado, yo te perdoné a ti toda aquella deuda porque me lo suplicaste. ¿No debías tú también compadecerte de tu compañero, del mismo modo que yo me compadecí de ti?». Y encolerizado su señor, le entregó a los verdugos hasta que pagase todo lo que le debía. Esto mismo hará con vosotros mi Padre celestial, si no perdonáis de corazón cada uno a vuestro hermano».

Y sucedió que, cuando acabó Jesús estos discursos, partió de Galilea y fue a la región de Judea, al otro lado del Jordán.


«Señor, ¿cuántas veces tengo que perdonar las ofensas que me haga mi hermano?»

miércoles, 16 de agosto de 2017

MISAL DIARIO



LECTURAS DEL JUEVES XIX DEL T. ORDINARIO 17 DE AGOSTO (VERDE)

‘Ten paciencia conmigo y te lo pagaré todo’.



RESPUESTAS DE FE S.D.A.

SANTA BEATRÍZ DE SILVA RELIGIOSA FUNDADORA

ANTÍFONA DE ENTRADA Sal 77, 23-25

Abrió Dios las compuertas del cielo e hizo llover sobre ellos el maná para que lo comieran; les dio un trigo celeste, y el hombre comió pan de ángeles.

ORACIÓN COLECTA

Señor Dios, que llevaste a cabo la obra de la redención humana por el misterio pascual de tu Unigénito, concede, benigno, que quienes anunciamos llenos de fe por medio de los signos sacramentales, su muerte y resurrección, experimentemos un continuo aumento de tu salvación. Por nuestro Señor Jesucristo…

LITURGIA DE LA PALABRA

El arca de la alianza pasará el Jordán delante de ustedes.



Del libro de Josué: 3, 7-10. 11. 13-17
En aquellos días, el Señor le dijo a Josué: "Hoy mismo voy a empezar a engrandecerte a los ojos de todo Israel, para que sepan que estoy contigo, lo mismo que estuve con Moisés. Ordena a los sacerdotes que llevan el arca de la alianza que se detengan en cuanto lleguen a la orilla del agua del Jordán". Josué les dijo a los israelitas: Acérquense a escuchar las palabras del Señor, su Dios". Y prosiguió: "En esto conocerán que el Dios vivo está en medio de ustedes y que destruirá ante sus ojos a los cananeos: El arca de la alianza del Señor de toda la tierra va a pasar el Jordán delante de ustedes y, en cuanto los pies de los sacerdotes que llevan el arca de la alianza del Señor de toda la tierra toquen el Jordán, las aguas que van hacia abajo seguirán corriendo y las que vienen de arriba se detendrán, formando un muro".


Así pues, el pueblo salió de su campamento para cruzar el Jordán, encabezado por los sacerdotes que llevaban el arca de la alianza. En cuanto éstos tocaron con sus pies las aguas del Jordán (que baja crecido hasta los bordes todo el tiempo de la siega), las aguas que venían de arriba se detuvieron y formaron un solo bloque en una gran extensión desde el pueblo de Adam, hasta la fortaleza de Sartán; entre tanto, las aguas que bajaban hacia el mar Muerto, desaparecieron por completo y el pueblo cruzó el Jordán, frente a Jericó. Los sacerdotes que llevaban el arca de la alianza del Señor se detuvieron en medio del Jordán, que había quedado seco, mientras todo el pueblo de Israel cruzaba por el cauce vacío.

Palabra de Dios.

Te alabamos, Señor.

Del salmo 113


Año Cristiano Franciscano



DÍA 17 DE AGOSTO

 

SANTA BEATRIZ DE SILVA. Nació en Ceuta hacia el año 1426, de padres portugueses. Siendo aún niña se trasladó con su familia a Campo Mayor (Alentejo, Portugal). Junto con sus once hermanos, entre ellos el beato Amadeo de Silva, reformador franciscano, recibió una excelente educación y la devoción a María Inmaculada. En su juventud sirvió como dama de honor a doña Isabel de Portugal, esposa del rey Juan II de Castilla. Huyendo de las insidias de la corte, salió de Tordesillas y se refugió en Toledo, donde por espacio de unos treinta años residió en el monasterio de Santo Domingo el Antiguo. En 1484 pasó con unas compañeras a los Palacios de Galiana, cedidos por Isabel la Católica, y allí iniciaron una vida monástica que desembocaría en la Orden de la Inmaculada Concepción, en la que se armonizaban la devoción al gran privilegio de María y la espiritualidad franciscana. Beatriz falleció el 16 o más probablemente el 17 de agosto de 1491.- Oración: Oh Dios, que has distinguido a santa Beatriz de Silva por su altísima contemplación y su amor a la Concepción Inmaculada de María, concédenos, por su intercesión, vivir en inocencia, buscar las cosas de arriba y gozar de la dicha del cielo. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

BEATO AURELIO DE OCEJO

BEATO AURELIO DE OCEJOBEATO AURELIO DE OCEJO. Nació en el pequeño y aislado pueblo de Ocejo de la Peña, provincia de León (España), en 1881. De joven se dedicó a las labores del campo; hizo el servicio militar y con 27 años ingresó en los capuchinos de Basurto (Bilbao), en los que emitió su primera profesión, como hermano laico, en 1910. Su vida de religioso se centró en la oración y el trabajo. Sus destinos fueron El Pardo y Madrid. Se dedicó casi por completo a tareas relacionadas con la publicación y distribución de la revista El Mensajero Seráfico. El 20 de julio de 1936, ante la persecución religiosa, tuvo que dejar el convento y refugiarse en casas particulares de la capital. Cuando se trasladaba a casa de un pariente suyo desapareció y su cadáver fue hallado el 17 de agosto de 1936 en la carretera de Andalucía (Madrid). Beatificado el 13-X-2013. [Más información]

BEATO JOSÉ MARÍA DE MANILA

BEATO JOSÉ MARÍA DE MANILABEATO JOSÉ MARÍA DE MANILA. Nació en Manila (Filipinas) en 1880. Vino a España e inició la carrera de leyes. Pero pronto ingresó en los capuchinos e hizo la primera profesión en 1905. Recibió la ordenación sacerdotal en 1910. Le confiaron varias veces el oficio de superior. Estuvo destinado en Montehano, Bilbao, Salamanca, Gijón y finalmente Madrid, donde le sorprendió la persecución religiosa. El 20 de julio de 1936 tuvo que dejar el convento y hospedarse en casas particulares. El 16 de agosto siguiente lo detuvieron los milicianos y lo llevaron a la checa de Bellas Artes, donde lo sometieron a un largo interrogatorio. Al día siguiente, 17 de agosto de 1936, temprano, lo condujeron a los jardines del Cuartel de la Montaña, donde lo asesinaron. Sus restos, como los de otros mártires capuchinos, se encuentran en la cripta del convento de Capuchinos de Jesús en Madrid. Beatificado el 13-X-2013. [Más información]

* * *

Santa Clara de la Cruz. Nació el año 1268 en Montefalco (Umbría, Italia), donde trascurrió toda su vida. Siendo adolescente ingresó en el beaterio del que su hermana Juana era la superiora. En 1290 el beaterio se trasformó en un verdadero monasterio de la Orden de Ermitañas de San Agustín, en el que ella profesó. Cuando en 1291 murió su hermana, las religiosas la eligieron priora. Gobernó su comunidad santamente a la vez que se interesaba por la vida de la Iglesia, por lo que mantenía una estrecha relación con las autoridades de la misma. Fue una gran mística que centró su vida y sus experiencias en torno al misterio de la Pasión de Cristo. Murió en 1308.

San Elías el Joven. Nació en Enna (Sicilia) a principios del siglo IX. Abrazó en su ciudad la vida monástica que seguía las enseñanzas y reglas de los antiguos Padres orientales. Cuando los sarracenos invadieron su tierra, lo apresaron y lo vendieron como esclavo en África. Recobró la libertad y marchó a Palestina, de donde volvió a Sicilia y fundó un monasterio en Calabria. Pasó la última etapa de su vida en Grecia envuelto en la fama de santidad y milagros. Llevó con gran fortaleza de ánimo una vida rigurosa de oración y austeridad. Murió en Tesalónica el año 903.

San Eusebio, papa del 18 de abril al 17 de agosto del año 309. Tuvo que afrontar, frente a los rigoristas, el problema de la readmisión en la Iglesia de los cristianos que habían apostatado durante la persecución de Diocleciano. El emperador Majencio lo desterró a Sicilia, donde murió. Su cuerpo fue trasladado a Roma y enterrado en la catacumba de Calixto.

San Jerón. Sacerdote de Frisia (en la actual Holanda) que fue martirizado el año 856 por los paganos normandos.

Santa Juana Delanoue. Nació en Saumur, valle del Loira (Francia), el año 1666. Tras la muerte de sus padres tuvo que hacerse cargo del pequeño comercio que tenían, y pronto la avaricia hizo presa en ella. Pero en 1693, al contacto con una pobre, tuvo una «conversión» y cambió enteramente de mentalidad. A partir de entonces entregó su vida al servicio de los más pobres y abandonados, niños, mayores, ancianos, sanos y enfermos. En 1704 fundó la Congregación de Hermanas de Santa Ana de la Providencia, después Siervas de los Pobres. Murió en su pueblo natal el 17 de agosto de 1736.

San Mamés (Mamante o Mamas). En Cesarea de Capadocia, en la actual Turquía, conmemoración de san Mamés, humilde pastor que llevó en solitario, en bosques y montes, una vida cristiana de gran austeridad y que, en torno al año 276, bajo el emperador Aureliano, sufrió el martirio por confesar su fe en Cristo. San Basilio y san Gregorio Nacianceno le dedicaron homilías.

San Mirón. Sacerdote y mártir que, después de sufrir muchos tormentos, fue decapitado en Cízico, en el Helesponto (actual Turquía), durante el imperio de Decio, en torno al año 250.

Santos Santiago Kyuhei Gorobioye Tomonaga y Miguel Kurobioye. El 17 de agosto de 1633 fueron martirizados en Nagasaki (Japón), con el tormento de la horca y el hoyo, estos dos santos, ambos japoneses de nacimiento, el primero sacerdote dominico y el segundo seglar. Santiago nació en 1582 y se educó en los jesuitas de Nagasaki, con los que colaboró como catequista. Cuando en 1614 arreció la persecución contra los cristianos, marchó a Filipinas, donde ingresó en la Orden de Predicadores y se ordenó de sacerdote en 1626. Después de hacer apostolado en Filipinas y Formosa, volvió a Japón en 1632. Miguel se hizo compañero y catequista del P. Santiago. Lo arrestaron y, en medio de los suplicios, declaró el escondite del misionero, al que de inmediato arrestaron. Luego se arrepintió y confesó su fe cristiana con firmeza.

Beato Alberto de Chiatina. Nació el año 1135 en Chiatina, castillo medieval de la diócesis de Arezzo. Ordenado de sacerdote, ejerció su ministerio en Colle di Val d'Elsa, cerca de Siena (Italia). Lo llamaron «el Santo Job de Toscana» por la paciencia con que soportó largas y penosas enfermedades. Después de dar un espléndido ejemplo de virtud al pueblo, murió en Colle di Val d'Elsa el año 1202.

Beato Antonio Carmaníu. Nació en Rialp (Lérida) en 1860. Estudió hasta los 19 años en el seminario diocesano de Seo de Urgel. Después pasó a los Paúles, en los que profesó en 1881. Fue ordenado sacerdote en 1885. Su primer destino fue Palma de Mallorca, donde se dedicó de lleno a las misiones populares; en 1909 pasó a la nueva fundación de Rialp. Declarada la persecución religiosa, se dirigió a la frontera de Francia. En el camino sufrió muchas penalidades y varias detenciones, hasta que el 17 de agosto de 1936 los milicianos lo fusilaron en Llavorsí (Lérida) mientras él gritaba: "Os perdono. Viva Cristo Rey". Beatificado el 13-X-2013.

Beato Enrique Canadell Quintana. Nació en Olot (Gerona) el año 1890. Después de una niñez religiosa en su pueblo, entró en los Escolapios el año 1905, y se ordenó de sacerdote en Lérida el año 1913. Ejerció el ministerio sagrado en sus colegios de Mataró, Balaguer y Barcelona, destacando como educador, predicador del Evangelio y propagador de la devoción eucarística. Cuando en julio de 1936 tuvo que dejar el colegio, se refugió en casa de una familia amiga, mas luego, para no ponerla en peligro, marchó a su pueblo, donde lo detuvieron los milicianos el 17 de agosto de 1936. Él reconoció que era sacerdote escolapio, y aquel mismo día lo fusilaron cerca de Castellfullit de la Roca (Gerona).

Beatos Magín Civit Roca, José Mañé y Miguel Rué. Cuando empezó la guerra civil de España, estos tres sacerdotes seculares de la diócesis de Tarragona ejercían su ministerio en El Morell como párroco sustituto, beneficiado y coadjutor respectivamente. Viendo que la persecución se agravaba, se refugiaron en el campo. El 17 de agosto de 1936, los milicianos se los llevaron y los asesinaron en la "Riera de Maspujols", término de Reus. Magín Civit nació en Conesa (Tarragona) en 1871. Era admirado y reverenciado en El Morell, que fue su último destino, por su caridad, piedad y celo; jamás se metió en política, su única preocupación era el bien espiritual de sus feligreses. José Mañé nació en El Morell el año 1876. Ejerció siempre el ministerio sacerdotal en su pueblo natal. Excelente sacerdote, madrugador y trabajador, devoto, nunca se le oyó hablar mal de nadie ni toleró críticas en su presencia; era notoria su bondad. Miguel Rué nació en Cerviá (Lérida) en 1909. Desplegó una gran actividad en los círculos de estudios, instruyendo a grupos de jóvenes, formó y dirigió un coro para las funciones litúrgicas. Era un gran psicólogo y maestro de almas; para todos tenía una palabra de aliento y consuelo.- Beatificados el 13-X-2013.

Beata María Isabel Turgeon. Nació en Beaumont (Québec, Canadá) el año 1840. Tenía una salud frágil, pero una inteligencia viva y un corazón sabio, tierno y generoso. Estudió magisterio y se dedicó a la enseñanza. En 1875, el obispo de Rimouski la invitó a unirse al grupo de señoritas que él mismo iba seleccionando con el fin de formar profesoras calificadas para las escuelas de sus parroquias. Fundó ella el instituto de las Hermanas de Nuestra Señora del Santo Rosario de San Germán, en el que profesó con 12 compañeras en 1879. Como superiora, envió hermanas a tres escuelas parroquiales muy pobres y abrió una escuela independiente en Rimouski a fin de preparar a las novicias para la enseñanza. Fue una religiosa dedicada a la oración, a la enseñanza en los pequeños centros de su diócesis y a las obras de caridad. Murió en Rimouski el 17 de agosto de 1881. Beatificada el 26-IV-2015.

Beato Natalio (o Noel) Hilario Le Conte. Nació en Chartres (Francia) el año 1765, hijo de un jardinero. Desde joven trabajó para el cabildo catedralicio de Chartres, del que percibía su salario, y en el que recibió la tonsura por sus cualidades musicales. Cuando llegó la Revolución Francesa no era más que un clérigo tonsurado, pero lo detuvieron y por no prestar el juramento constitucional lo destinaron a la deportación. Lo internaron en las naves-prisión ancladas frente a Rochefort, y allí murió el 17 de agosto de 1794.

Beato Nicolás Politi. Nació en Adrano (Catania, Sicilia). De joven se escapó de casa para llevar vida de ermitaño en las faldas del Etna. Después se estableció cerca de Milazzo, donde permaneció treinta años viviendo en oración y penitencia. Murió el año 1107.

Beatos Silvestre Pérez y 7 compañeros mártires. Eran religiosos de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios que atendían, en 1936, el hospital psiquiátrico San José, de Málaga. Llegó la persecución y el 20 de julio de 1936 empezaron los registros a la casa y otras molestias a los religiosos. Los hermanos, sin embargo, seguían cumpliendo sus deberes religiosos y asistenciales; el 14 de agosto tuvieron que suspender los actos de culto público. La situación se hacía cada vez más tensa y crítica, y el superior autorizó a los religiosos a salir del sanatorio, pero todos prefirieron, confiados en la Providencia, continuar su misión hospitalaria y compartir la suerte de la comunidad. El 17 de agosto de 1936, miembros de la FAI, junto con varios empleados del comité del centro, apresaron a 8 religiosos y los fusilaron junto al cementerio de San Rafael de Málaga. Indicamos sus nombres, con el lugar y año de nacimiento. Silvestre Pérez, Villar del Campo (Soria) 1873. Segundo Pastor, Mezquetillas (Soria) 1885. Baltasar del Charco Horques, Granada 1887. Gumersindo Sanz, Almadrones (Guadalajara) 1878. Honorio Ballesteros, Ocaña (Toledo) 1895. Raimundo García, Lucena (Córdoba) 1896. Estanislao de Jesús Peña, Talavera de la Reina (Toledo) 1907. Salustiano Alonso, Torno (Cáceres) 1876.- Beatificados el 13-X-2013.

                                                                     * * *

                     Cf. más abajo los textos de la Misa y Oficio de Santa Beatriz de Silva.

                    
                                                                   * * *

PARA TENER EL ESPÍRITU DE ORACIÓN Y DEVOCIÓN

Pensamiento bíblico:

En aquel tiempo, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una Virgen, desposada con un hombre llamado José, de la estirpe de David; la Virgen se llamaba María. El ángel, entrando en su presencia, dijo: «Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo; bendita tú entre las mujeres». Ella se turbó ante estas palabras y se preguntaba qué saludo era aquél. El ángel le dijo: «No temas, María, porque has encontrado gracia ante Dios. Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús» (Lc 1,26-31).

Pensamiento franciscano:

San Buenaventura dice de san Francisco: -Amaba con indecible afecto a la Madre del Señor Jesús, por ser ella la que ha convertido en hermano nuestro al Señor de la majestad y por haber alcanzado nosotros misericordia mediante ella. Después de Cristo, depositaba principalmente en la misma su confianza; por eso la constituyó abogada suya y de todos sus hermanos (LM 9,3).

Orar con la Iglesia:

Pidamos a Cristo que nos ayude a servirle en santidad y justicia todos los días de nuestra vida.

-Cristo Jesús, que quisiste hacerte preceder de María Inmaculada: ilumínanos con el esplendor de tu vida y doctrina.

-Cristo Jesús, que escogiste a tus discípulos para que fueran sal de la tierra y luz del mundo: asístenos con tu gracia para que la sal no se corrompa y la luz no se apaga en nuestra vida.

-Cristo Jesús, esposo único de las vírgenes consagradas: concédenos que resplandezca siempre en nuestra vida la luz de tu rostro.

-Cristo Jesús, que nos exhortas a velar sin descanso con las lámparas encendidas: haz de nuestra vida una jornada luminosa de amor, oración y laboriosidad vigilante.

-Cristo Jesús, por intercesión de tu esposa santa Beatriz: haz que busquemos en todas nuestras ocupaciones el Espíritu del Señor y su santa operación.

Oración: Oh Dios, que has distinguido a santa Beatriz de Silva por su altísima contemplación y su amor a la Concepción Inmaculada de María, concédenos por su intercesión buscar las cosas de arriba y vivirlas ya en la tierra. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.