sábado, 29 de julio de 2017

SÁBADO 29 DE JULIO DE 2017 - EVANGELIO DEL DÍA

La imagen puede contener: 1 persona, primer plano
Lo que dice
Jn 11, 19-27 - Tu hermano resucitará

En aquel tiempo, muchos judíos habían ido a ver a Marta y a María, para darles el pésame por su hermano. Cuando Marta se enteró de que llegaba Jesús, salió a su encuentro, mientras María se quedaba en casa. Y dijo Marta a Jesús: "Señor, si hubieras estado aquí no habría muerto mi hermano. Pero aún ahora sé que todo lo que pidas a Dios, Dios te lo concederá." Jesús le dijo: "Tu hermano resucitará." Marta respondió: "Sé que resucitará en la resurrección del último día." Jesús le dice: "Yo soy la resurrección y la vida: el que cree en mí, aunque haya muerto, vivirá; y el que está vivo y cree en mí, no morirá para siempre. ¿Crees esto?" Ella le contestó: "Sí, Señor: yo creo que tú eres el Mesías, el Hijo de Dios, el que tenía que venir al mundo".

Lo que me dice

La revivificación de Lázaro es oportunidad para que Jesús se presente a sí mismo como Aquel que es la Resurrección y la Vida.
La última palabra sobre la historia, de cada uno como de la humanidad completa, no la tiene la muerte. Aún con todo el dolor que produce y la angustia en que a veces nos sumerge, la muerte no es la vencedora final.
La victoria es la de Vida, porque el Hijo de Dios nos amó tanto que se entregó a la muerte por nosotros.
Por eso Don Bosco vivía tan convencido de la existencia del cielo. De aquello que viene después. Porque no todo termina con la muerte. Por eso Don Bosco le dice a sus muchachos que él los quiere felices aquí en la tierra pero también en la eternidad. Les desea el cielo.

Lo que le digo
Sé que llegará, Señor, el día de mi muerte. Muchas veces al día le pido a tu Madre que ruegue por mí “ahora y en la hora de nuestra muerte”…
Ignoro por completo cuándo, cómo y dónde será. Y es mejor así.
Lo que no ignoro de mi muerte, es que habiendo creído en Ti, aunque haya muerto, viviré, VIVIRÉ.
Pasa la vida, Señor. Se esfumará todo.
Lo que no desaparecerá es el inmenso y misterioso abrazo en que te fundirás con la entera familia humana.
Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario