miércoles, 5 de julio de 2017

MIÉRCOLES 5 DE JULIO DE 2017 - EVANGELIO DEL DÍA

La imagen puede contener: 1 persona, primer plano
Lo que dice
Mt 8, 28-34 - ¿Qué quieres de nosotros, Hijo de Dios?

En aquel tiempo llegó Jesús a la otra orilla, a la región de los gerasenos. Desde el cementerio, dos endemoniados salieron a su encuentro; eran tan furiosos que nadie se atrevía a transitar por aquel camino. Y le dijeron a gritos: "¿Qué quieres de nosotros, Hijo de Dios? ¿Has venido a atormentarnos antes de tiempo?" Una gran piara de cerdos a distancia estaba hozando. Los demonios le rogaron: "Si nos echas, mándanos a la piara". Jesús les dijo: "Id". Salieron y se metieron en los cerdos. Y la piara entera se abalanzó acantilado abajo y se ahogó en el agua. Los porquerizos huyeron al pueblo y lo contaron todo, incluyendo lo de los endemoniados. Entonces el pueblo entero salió a donde estaba Jesús y, al verlo, le rogaron que se marchara de su país.

Lo que me dice

El evangelio que hoy meditamos llama la atención porque hablamos de dos endemoniados que se acercan a Jesús. Los demonios le piden salir de las personas e ir a los cerdos (la "piara" es la manada de cerdos) y Jesús con una sola palabra suya, que dice "id", es decir, “vayan”, actúa y se produce la salud. 
La presencia sanante de Jesús nos transforma y nos invita a una vida nueva. Éste relato del texto de Mateo es un signo de que el reino de Dios ha llegado a nosotros con Jesucristo. Porque Jesús vence al mal con el bien, y los demonios quedan sometidos con una sola palabra que Jesús pronuncia porque el poder de Dios vence cualquier otro poder. Sin duda esto nos llena de confianza porque nos muestra que con Jesús todo se puede.

Lo que le digo
Señor Jesús, quedate con nosotros, sálvanos, sánanos, libéranos… Quedate y caminá con nosotros. Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario