lunes, 24 de julio de 2017

LUNES 24 DE JULIO DE 2017 - EVANGELIO DEL DÍA

La imagen puede contener: 1 persona, primer plano
Lo que dice
Mt 12, 38-42 - Maestro, queremos ver un signo tuyo

En aquel tiempo, algunos de los escribas y fariseos dijeron a Jesús: "Maestro, queremos ver un signo tuyo". Él les contestó: Esta generación perversa y adúltera exige un signo; pero no se le dará más signo que el de Jonás. Tres días y tres noches estuvo Jonás en el vientre del cetáceo; pues tres días y tres noches estará el Hijo del hombre en el seno de la tierra. Cuando juzguen a esta generación, los hombres de Nínive se alzarán y harán que la condenen, porque ellos se convirtieron con la predicación de Jonás, y aquí hay uno que es más que Jonás. Cuando juzguen a esta generación, la reina del Sur se levantará y hará que la condenen, porque ella vino desde los confines de la tierra, para escuchar la sabiduría de Salomón, y aquí hay uno que es más que Salomón".

Lo que me dice

Tranquilamente podría haber sido parte de aquellos escribas y fariseos que están ante el mismísimo Señor y lo que terminan pidiendo es más signos y señales. Somos tremendos nosotros a veces. Tremenda es nuestra sed de pruebas, de signos. Somos un tanto insaciables. Por eso nos pasa también hoy que Jesús de Nazareth que está aquí, que ya se hizo patente en tal situación o persona, pasa desapercibido para nosotros. ¡Cómo la hemos complicado!...

Lo que le digo
Dame, Padre, un corazón sencillo y abierto.
Abre, Señor, mis ojos ante la presencia de tu Hijo.
Calma mi sed de señales y grandes pruebas.
Muéstrame a Jesús, eso me basta.
Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario