domingo, 30 de julio de 2017

DOMINGO 30 DE JULIO DE 2017 - EVANGELIO DEL DÍA

La imagen puede contener: 1 persona, primer plano
Lo que dice
Mt 13, 44-52 - El Reino de los Cielos se parece a un tesoro escondido en un campo

Jesús dijo a la multitud: "El Reino de los Cielos se parece a un tesoro escondido en un campo; un hombre lo encuentra, lo vuelve a esconder, y lleno de alegría, vende todo lo que posee y compra el campo.
El Reino de los Cielos se parece también a un negociante que se dedicaba a buscar perlas finas; y al encontrar una de gran valor, fue a vender todo lo que tenía y la compró."
El Reino de los Cielos se parece también a una red que se echa al mar y recoge toda clase de peces. Cuando está llena, los pescadores la sacan a la orilla y, sentándose, recogen lo bueno en canastas y tiran lo que no sirve.
Así sucederá al fin del mundo: vendrán los ángeles y separarán a los malos de entre los justos, para arrojarlos en el horno ardiente. Allí habrá llanto y rechinar de dientes.
¿Comprendieron todo esto?". "Sí", le respondieron. Entonces agregó: "Todo escriba convertido en discípulo del Reino de los Cielos se parece a un dueño de casa que saca de sus reservas lo nuevo y lo viejo".

Lo que me dice

Formo parte de los que hemos dado con la perla más preciosa: el don de la fe, la buena noticia del Señor, la gracia de su amistad, el mandamiento del amor. ¿Necesito algo más?
Don Bosco encontró la perla de gran valor: el amor de Dios por los chicos más vulnerables, por aquellos que son menos tenidos en cuenta.
En esta sociedad tan terriblemente marcada por el consumo y donde el dinero parece serlo todo … los que seguimos a Jesús andamos detrás de otro “premio”. O mejor, ya lo tenemos.

Lo que le digo
Te alabo Señor porque pusiste ante nosotros tu perla dorada.
Saber de ti, querer seguirte y servirte en los hermanos, ese es el capital más grande que poseemos.
El tesoro que nada ni nadie nos lo podrán quitar.
Camina junto a nosotros, Señor.
Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario