domingo, 4 de junio de 2017

La imagen puede contener: 1 persona, primer plano
Pentecostés

Lo que dice
Jn 20, 19-23 - Reciban el Espíritu Santo

Al atardecer de ese mismo día, el primero de la semana, estando cerradas las puertas del lugar donde se encontraban los discípulos, por temor a los judíos, llegó Jesús y poniéndose en medio de ellos, les dijo: "¡La paz esté con ustedes!". Mientras decía esto, les mostró sus manos y su costado. Los discípulos se llenaron de alegría cuando vieron al Señor. Jesús les dijo de nuevo: "¡La paz esté con ustedes! Como el Padre me envió a mí, yo también los envío a ustedes". Al decirles esto, sopló sobre ellos y añadió: "Reciban el Espíritu Santo. Los pecados serán perdonados a los que ustedes se los perdonen, y serán retenidos a los que ustedes se los retengan".

Lo que me dice

El soplo es emisión de aire, y el aire que nos rodea es algo que compartimos unos con otros. Este soplo de Jesús “contiene” el aire, el aliento, el espíritu, que movió al mismo Jesús. Desde ese momento, sus seguidores respiramos ese mismo aire, nos alienta el mismo espíritu.
El Espíritu que movió a Jesús a ser un apasionado por el Reino. No se me regala este don para que lo guarde como un objeto meramente interior, sino que es dador de Vida que me empuje a vivir del Señor sí, pero a querer anunciar su Reino también.

Lo que le digo
San Juan Bosco, padre y maestro de chicos y jóvenes.
Como sacerdote y educador habrás preparado cada año en tu casa la fiesta de Pentecostés.
Vos que fuiste un gran catequista, ayúdame a valorar el don del Espíritu.
Quiero ser testigo del Señor, no sólo porque figure en un certificado de la confirmación, sino sobre todo para que viva el Evangelio cada día de mi vida.
Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario