sábado, 27 de mayo de 2017

SÁBADO 27 DE MAYO DE 2017 - EVANGELIO DEL DÍA

La imagen puede contener: 1 persona, primer plano
San Agustín de Canterbuy, obispo
Lo que dice
Jn 16, 23b-28 - Pidan y recibirán


Aquél día no me harán más preguntas. Les aseguro que todo lo que pidan al Padre, él se lo concederá en mi Nombre. Hasta ahora, no han pedido nada en mi Nombre. Pidan y recibirán, y tendrán una alegría que será perfecta. Les he dicho todo esto por medio de parábolas. Llega la hora en que ya no les hablaré por medio de parábolas, sino que les hablaré claramente del Padre. Aquel día ustedes pedirán en mi Nombre; y no será necesario que yo ruegue al Padre por ustedes, ya que él mismo los ama, porque ustedes me aman y han creído que yo vengo de Dios. Salí del Padre y vine al mundo. Ahora dejo el mundo y voy al Padre".

Lo que me dice

En el discurso de Jesús que el evangelista enmarca en la última cena con sus apóstoles les dice que hablará sobre su Padre con toda claridad, sin recurrir a metáforas o parábolas. Les asegura que todo lo que pidan en su nombre el Padre se lo concederá porque los quiere por haber amado y creído en su Hijo y anuncia que como ha venido del Padre ahora le corresponde volver a Él.
Es muy consolador escuchar del mismo Jesús que Dios nos ama como un padre gracias a que hemos apostado creyendo en El, que es su Hijo. Sin duda seguiré apostando, con la fe que es también gracia del Espíritu y creyendo en Jesús tendré la respuesta a los principales interrogantes sobre la vida, en particular que sucederá después de mi muerte.

Obviamente y como Don Bosco, seguir apostando por Jesús es tener la garantía de la vida eterna. A su luz toda la vida terrena adquiere su verdadero sentido, su dimensión más plena. Esta fue la mirada que Don Bosco quiso inculcar en sus hijos, para que siendo “buenos cristianos”, lleguen a ser “honestos ciudadanos” en esta tierra y felices ciudadanos del cielo.

Lo que le digo
Señor, aumenta mi confianza en Tu Divina Providencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario