martes, 23 de mayo de 2017

MARTES 23 DE MAYO DE 2017 - EVANGELIO DEL DÍA

La imagen puede contener: 1 persona, primer plano
Lo que dice
Jn 16, 5-11 - Cuando me vaya les enviaré el Espíritu Paráclito


En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: "Ahora me voy al que me envió, y ninguno de ustedes me pregunta: "¿Adónde vas?" Sino que, por haberles dicho esto, la tristeza les ha llenado al corazón. Sin embargo, lo que les digo es la verdad: les conviene que yo me vaya; porque si no me voy, no vendrá a ustedes el Defensor. En cambio, si me voy, se los enviaré. Y cuando venga, dejará convicto al mundo con la prueba de un pecado, de una justicia, de una condena. De un pecado, porque no creen en mí; de una justicia, porque me voy al Padre, y no me verán; de una condena, porque el Príncipe de este mundo está condenado".

Lo que me dice

“Paráclito” es un término griego poco conocido hoy que significa algo así como tutor, entiendo como tal el sostén de una planta tierna, que impide que caiga o crezca deforme. El espíritu Paráclito es aquel que permanecerá a nuestro lado para sostenernos, fortalecernos, corregirnos, alentarnos. Su presencia no es indiferente sino fundamental para crecer en la vida cristiana. Como abogado, hará lo necesario para que haya justicia, se evite el pecado y se pueda salir airoso del juicio, sin ser condenados.
Lejos de angustiarme en soledad, si realmente creo en la promesa del Señor, a mi lado se encuentra el Espíritu Santo que me sostiene y si es necesario me levanta para seguir en el recto sendero evitando el pecado (error) de no creer en el misterio de la salvación eterna obrado por Jesús. No debo entonces temer que me condene ningún juicio.

Como lo aconsejaba reiteradamente Don Bosco, debo acudir a Dios y a la Virgen en cada momento, sobre todo ante las dificultades, fragilidades, contratiempos para vencer mi comodidad y superar la mediocridad que siempre nos tienta y para ello tener a flor de labios, en la mente y en el corazón una invocación o jaculatoria tan simple como “Sagrado Corazón de Jesús en Vos confío” o “María Auxiliadora ruega por nosotros”…

Lo que le digo
Repito tres veces, con mucha confianza:
Sagrado Corazón de Jesús en Vos confío.

No hay comentarios:

Publicar un comentario