sábado, 15 de abril de 2017

SÁBADO 15 DE ABRIL DE 2017 - EVANGELIO DEL DÍA

La imagen puede contener: 1 persona, primer plano
Vigilia Pascual

Génesis 1, 1-2,2
Génesis 22, 1-18
Éxodo 14, 15- 15,1ª
Isaías 54, 5-14
Isaías 55, 1-11
Baruc 3, 9-15.32-4,4
Ezequiel 36, 17ª.18-28

Romanos 6, 3-11
Salmo 117, 1-2.16-17.22-23

Lo que dice
Mt 28, 1-10 - Las mujeres llenas de alegría fueron a dar la noticia a los discípulos.

Pasado el sábado, al amanecer del primer día de la semana, María Magdalena y la otra María fueron a visitar el sepulcro. De pronto, se produjo un gran temblor de tierra: el Ángel del Señor bajó del cielo, hizo rodar la piedra del sepulcro y se sentó sobre ella. Su aspecto era como el de un relámpago y sus vestiduras eran blancas como la nieve. Al verlo, los guardias temblaron de espanto y quedaron como muertos.
El Ángel dijo a las mujeres: "No teman, yo sé que ustedes buscan a Jesús, el Crucificado. No está aquí, porque ha resucitado como lo había dicho. Vengan a ver el lugar donde estaba, y vayan en seguida a decir a sus discípulos: 'Ha resucitado de entre los muertos, e irá antes que ustedes a Galilea: allí lo verán'. Esto es lo que tenía que decirles".
Las mujeres, atemorizadas pero llenas de alegría, se alejaron rápidamente del sepulcro y fueron a dar la noticia a los discípulos. De pronto, Jesús salió a su encuentro y las saludó, diciendo: "Alégrense". Ellas se acercaron y, abrazándole los pies, se postraron delante de él. Y Jesús les dijo: "No teman; avisen a mis hermanos que vayan a Galilea, y allí me verán".

Lo que me dice

La alegría que nace de la resurrección quita el miedo absurdo y paralizador. María Magdalena, María, acompañaron todo el proceso de Jesús, hasta la muerte, hasta el sepulcro. Y continuaron. A Allí encontraron la alegría, allí encontraron a Jesús Resucitado y corrieron entusiasmadas por ese encuentro a dar la noticia a los discípulos del Maestro. Es un ejemplo de compromiso y coherencia de vida y de aquello que se cree. La fe se vive y se comunica con alegría, con una dinámica normal en lo cotidiano porque está fundada en la verdad.

Lo que le digo
Que mis pies Señor sean capaces de llevar
la alegría de la resurrección
en los ambientes donde vivo
porque Tú estás en mi mente
y en mi corazón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario