lunes, 24 de abril de 2017

LUNES 24 DE ABRIL DE 2017 - EVANGELIO DEL DÍA

La imagen puede contener: 1 persona, primer plano
Lo que dice 
Jn 3, 1-8 - ¿Cómo un hombre puede nacer cuando ya es viejo?

Había entre los fariseos un hombre llamado Nicodemo, que era uno de los notables entre los judíos. Fue de noche a ver a Jesús y le dijo: "Maestro, sabemos que tú has venido de parte de Dios para enseñar, porque nadie puede realizar los signos que tú haces, si Dios no está con él". Jesús le respondió: "Te aseguro que el que no renace de lo alto no puede ver el Reino de Dios. "
Nicodemo le preguntó: "¿Cómo un hombre puede nacer cuando ya es viejo? ¿Acaso puede entrar por segunda vez en el seno de su madre y volver a nacer?". Jesús le respondió: "Te aseguro que el que no nace del agua y del Espíritu no puede entrar en el Reino de Dios. Lo que nace de la carne es carne, lo que nace del Espíritu es espíritu. No te extrañes de que te haya dicho: 'Ustedes tienen que renacer de lo alto'. El viento sopla donde quiere: tú oyes su voz, pero no sabes de dónde viene ni adónde va. Lo mismo sucede con todo el que ha nacido del Espíritu".

Lo que me dice

En el comienzo del diálogo de Jesús con Nicodemo leemos esta manera de renovar nuestras vidas con el Espíritu del Resucitado. Nacer del agua y del Espíritu es un movimiento espiritual que renueva todas los cosas. Comenzar de cero. Considerar seriamente lo nuevo, lo higiénico, la pureza, la presencia activa y viva del Espíritu del Resucitado que llega hasta los detalles mínimos, las pequeñas cosas, los gestos cotidianos, la perseverancia diaria, los encuentros significativos, las alegrías y las tristezas de la vida. Todo. En todo. Y después podemos pensar en lo extraordinario (si queremos). Aunque es justo decir que luego del espectacular tiempo pascual, llega el tiempo ordinario, el tiempo común, que vivimos con intensidad gracias a la fuerza de este Espíritu.

La novedad de Don Bosco fue ofrecerles a los jóvenes eso que precisaban con urgencia. Y comenzaba siempre por el anuncio de un simple catecismo. Jesús es la propuesta concreta para los jóvenes. Por ahí debemos empezar también nosotros.

Lo que le digo
Renueva Jesús mi hombre viejo.
Quiero nacer de nuevo en el dinamismo
de tu Espíritu.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario