sábado, 1 de abril de 2017

EXHORTAN A ACTUAR DE FORMA PACÍFICA PERO CONTUNDENTE Los obispos venezolanos piden no permanecer pasivos ni acobardados ante el golpe de Estado

Los obispos venezolanos piden no permanecer pasivos ni acobardados ante el golpe de Estado

La Presidencia de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), señaló ayer que «no se puede permanecer pasivos, acobardados ni desesperanzados» ante la decisión del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de eliminar la Asamblea Nacional y suplantarla «por una representación de los poderes judicial y ejecutivo».
(ACI Prensa) «Estamos muy cerca de la Semana Santa. Para los católicos la conmemoración de los atropellos contra Nuestro Señor Jesucristo es un urgente llamado a tomar conciencia y a actuar de manera pacífica pero contundente ante la arremetida del poder», afirmaron los obispos en su comunicado publicado este 31 de marzo.
«No se puede permanecer pasivos, acobardados ni desesperanzados. Tenemos que defender nuestros derechos y los derechos de los demás. Es hora de preguntarse muy seria y responsablemente si no son válidas y oportunas, por ejemplo, la desobediencia civil, las manifestaciones pacíficas, los justos reclamos a los poderes públicos nacionales y/o internacionales y las protestas cívicas», añadieron.
La Presidencia de la CEV señaló que las decisiones del TSJ son «moralmente inaceptables y, por tanto, reprobables», agravan la crisis y «pueden generar en Venezuela una escalada de violencia».

«La eliminación de la Asamblea Nacional, suplantándola por una representación de los poderes judicial y ejecutivo, es un desconocimiento absoluto de que la soberanía reside en el pueblo», indicaron.
«Una nación sin parlamento es como un cuerpo sin alma. Está muerto y desaparece toda posibilidad de opinión divergente o contraria a quienes están en el poder. Se abre la puerta a la arbitrariedad, la corrupción y la persecución, un despeñadero hacia la dictadura», advirtieron.
Los obispos señalaron que «existe una distorsión en el ejercicio del poder en Venezuela. Pareciera que todo gira en torno a lo político, entendido como conquista del poder, olvidando que las necesidades reales de la gente reclaman otra visión del poder».
«La incapacidad para dar solución a la escasez y carestía de los alimentos y medicinas, la creciente violencia, la incitación al odio y el desconocimiento de las normas elementales para una convivencia en paz, son, entre otras, las causas que nos tienen sumidos en un marasmo que entorpece el entendimiento y el progreso», recordaron.
«Desconocer la existencia del otro y sus derechos es, sencillamente, destruir toda posibilidad de convivencia democrática y plural», indicó la Presidencia de la CEV y señaló que ante ello es «necesario generar gestos valientes e iniciativas innovadoras que motiven a esperar contra toda esperanza». «Frente al mal nadie puede permanecer como simple espectador», afirmó.
Los obispos invocaron la intercesión de Cristo y la Virgen María para que en «esta hora menguada», Venezuela encuentre «en la sensatez y prudencia (…) los caminos para superar tan grave y riesgosa crisis».
«Como católicos, debemos vivir los actos religiosos de la Semana Santa, conmemoración de la pasión y resurrección de Cristo, las celebraciones litúrgicas y los actos piadosos, con un contenido social que nos ayude a mantener la esperanza, la alegría y la solidaridad, en medio de las naturales diferencias, propias de los seres humanos», expresaron.
El fallo del TSJ ha sido calificado por la oposición como un golpe de estado y varios países de América Latina expresaron su preocupación por la profundización de la crisis política. El Secretario General de la OEA, Luis Almagro, dijo que es «autogolpe de Estado perpetrado por el régimen venezolano contra la Asamblea Nacional».
Además, la oposición llamó a la población a salir mañana sábado a las calles para rechazar de forma pacífica la eliminación de la Asamblea Nacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario