sábado, 1 de abril de 2017

EL SEÑOR ESTÁ PRESENTE

huellas

Aunque ande en valle de sombra de muerte,
no temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo;
tu vara y tu cayado me infundirán aliento.
Salmo 23, 4

La palabra “valle” en la Biblia generalmente se la asocia con tiempos de tristeza y angustia. Precisamente el Salmo 23 habla de un valle de sombra de muerte dando a entender un lugar de desierto, sequedad, soledad y muerte. La vida precisamente no es un “lecho de rosas”. Jesús mismo dijo: “en el mundo tendréis aflicción”.

Es probable que en este tiempo de tu vida, te encuentres al borde de la muerte de un sueño que nunca se ha concretado, la muerte de una relación amorosa o familiar, la muerte de un proyecto que parecía que iba a triunfar, etc.


Atravesar estos tiempos, no significa que hayan venido a nuestras vidas por culpa nuestra o pecados ocultos que tengamos. Los justos tambien, muchas vecen, padecen etapas difíciles durante su vida. La clave en ese tiempo tan difícil es creer que el Señor sigue estando con nosotros y que nunca nos ha abandonado ni nos abandonará.

Experimentar la presencia del Señor, en medio de los tiempos de valles de sombra y muerte, es indispensable para poder atravesar esos tiempos difíciles y seguir en el camino de la vida. Quizás no podamos evitar atravesar los tiempos de valles de sombra y muerte, pero lo que nunca debemos dejar de evitar es mantenernos “colgados” de la presencia maravillosa del Señor.

Para recordar:
En medio de mis valles el Señor está conmigo

Oración:
Te pido que te hagas más real en mi vida, en este día Señor. Ayúdame a atravesar este valle de sombra de muerte por amor de tu Nombre. Gracias Jesús.

No hay comentarios:

Publicar un comentario