domingo, 2 de abril de 2017

9 SUGERENCIAS GENIALES PARA LIBERAR A TU FAMILIA DE LA TELEVISIÓN

Posted: 01 Apr 2017 03:03 PM PDT
Cuando logres liberarte del vicio, te sorprenderás con la cantidad de tiempo que perdiste en lugar de disfrutar de la familia 
La televisión, a lo largo de sus más de 50 años de existencia, se ha vuelto un vicio que ha aprisionado a la familia y ha hecho que el diálogo, la creatividad y el compartir cariño en casa se volvieran cada vez más raros. 

El mismo problema se ha intensificado por el vicio de Internet, agravado por la facilidad con que se puede acceder a él a través de aparatos portátiles en cualquier lugar y horario.

Aquí van 9 ideas para liberarse del vicio de la TV, promoviendo una vida más sana, motivando el diálogo y dedicando más tiempo a jugar con los niños, a pensar, a pasear, a convivir…. ¡Inténtalo!

1 – Cambia tu televisión a un lugar menos importante de la casa. No debe ocupar la sala central de la casa de ninguna forma.

2 – No instales el aparato de televisión en el cuarto de los niños. Ésta los distancia del contacto familiar, no los deja dormir bien y vuelve difícil controlar la programación impropia para menores. Si ya existe alguna televisión en el cuarto de tus hijos y quieres quitarla, compénsalos con algo que les guste y que les haga bien. No es necesario crear un trauma innecesario al intentar librarlos del problema.

3 – No veas televisión durante las comidas. Las comidas son un momento excelente para cultivar el diálogo familiar y deben ser preservadas.

4 – Determina límites claros para los programas de televisión: media hora, una hora… Pero establece las normas de forma positiva. En vez de decir “no puedes ver televisión”, di “puedes ver una hora de televisión y después vamos a hacer algo divertido en familia”. Y realmente háganlo.

5 – No uses la televisión como niñera. Motiva a tus hijos a participar en tareas domésticas de forma alegre, motivadora.

6 – Establece días de la semana sin televisión y haz “noches de entretenimiento familiar”, con juegos, lectura, paseos, conversaciones, visitas, oraciones en familia…

7 – No hagas de la televisión un instrumento de recompensa o castigo, pues eso aumenta más su poder de influencia.

8 – No pagues para ver la televisión. En vez de comprar paquetes de televisión, usa el dinero para otras actividades familiares, o para comprar libros y juegos educativos o, si realmente quieres ver películas o series interesantes, compra un servicio de videos online.

9 – Si todo eso parece muy difícil, por lo menos ábrete a la posibilidad de ir cambiando tu mentalidad poco a poco. Pregúntate: ¿por qué no es posible ver cada vez menos televisión? Te sorprenderás con la cantidad de tiempo que perdiste en lugar de disfrutar de la familia, de momentos de creatividad, de amor y de otras formas mucho más saludables de entretenimiento.

Fuente: Aleteia

No hay comentarios:

Publicar un comentario