miércoles, 5 de abril de 2017

5 usos cosméticos del café Adriana Bello



Tan bueno para tu piel como en la tacita de cada mañana

  1. Exfoliante para minimizar la celulitis
El café molido no es sólo una delicia prepararlo tempranito en la mañana antes de ir al trabajo. Mezcla una taza (puede ser hasta el que te sobró de la mañana para reciclar) con media taza de azúcar (blanca o morena) y una de aceite de coco y tendrás un excelente exfoliante corporal, sobre todo para combatir la temida celulitis.
El café tiene propiedades antioxidantes y ayuda a tensar la piel; mientras que el aceite de coco te dará la hidratación necesaria. Eso sí, cuando vayas a aplicarlo en la ducha, primero pon un protector en el desagüe para evitar que se tape. ¿Lo mejor? Esta receta también te sirve como exfoliante facial.
  1. Para realzar tu tinte de cabello
Seguro has escuchado que las rubias a veces utilizan té de camomila para alargar el tono dorado de su melena. En el caso de las morenas, puedes realizar una especie de sustancia pastosa con café molido, un chorrito de espresso y tu acondicionador regular.
Te colocas esta mezcla en tu cabello justo después de lavarlo bien con shampoo para darle más profundidad al color y luego la retiras con abundante agua. Esto no sólo revitalizará tu tinte sino que además el ácido natural que contiene el café suavizará tu cutícula capilar y hará que se vea extra luminoso.
  1. Te ayuda a eliminar las bolsitas debajo de los ojos
Haz cubos de hielo con tu café ya colado y tenlos siempre en tu congelador. Toma uno y frótalo en la zona alrededor de tus ojos para incrementar la circulación, disminuir la hinchazón y obtener una piel más saludable y brillante. Por supuesto, debes hacer de esto una rutina diaria para ver buenos resultados.
  1. Resetea tu olfato
¿Te ha pasado que vas a una tienda a comprar un nuevo perfume y te dan tantas muestras que al final ya sientes que no diferencias ningún olor? Esto se llama fatiga nasal y, según un neurocientífico llamado Noam Sobel, la mejor manera de evitarlo es oliendo café molido entre cada inhalación (por eso en algunas boutiques de lujo puedes ver granos de café en el mostrador).
Así que la próxima vez que vayas por una fragancia nueva, no dudes llevar tu ziploc con un poco de café.
  1. Como exfoliante de labios
Los labiales mate estuvieron de moda por mucho tiempo y, aunque el acabado es precioso, la verdad es que por muy buena que fuera la fórmula los labios se resecaban muchísimo. Si te sucedió esto (o simplemente sufres de labios secos y la situación empeora ahora con el verano), mezcla media cucharadita de café molido con media cucharadita de miel y frótalo en tus labios por unos 30 segundos. Tan efectivo como delicioso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario