viernes, 24 de marzo de 2017

Violador de 2 niñas cambia de sexo y lo trasladan a cárcel de mujeres

Imagen referencial. Foto: Pixabay / Dominio público.

REDACCIÓN CENTRAL, 22 Mar. 17 / 12:31 pm (ACI).- Martin Ponting, sentenciado a cadena perpetua hace 12 años por abusar sexualmente de dos niñas, se sometió a un procedimiento de cambio de sexo y ha sido recientemente trasladado a una prisión de solo mujeres.

Ponting, que se hace llamar ahora “Jessica Winfield”, tiene 50 años y ha sido trasladado de la prisión de máxima seguridad HMP Whitemoor, en Cambridgeshire, a la cárcel de mujeres HMP Bronzefield en Ashford, Inglaterra.


La cirugía de cambio de sexo del violador fue realizada por el Servicio Nacional de Salud (NHS, por sus siglas en inglés) de Reino Unido.

De acuerdo al diario británico The Sun, el cambio de cárcel de Ponting ha causado molestia entre las reclusas. Una de ellas habría amenazado con provocarse lesiones, para evitar tenerlo cerca.

El violador podría ser además liberado este año.



Una de las víctimas de Ponting, cuya identidad ha sido mantenida en reserva, dijo a The Sun que “él podría haber cambiado físicamente, pero su cerebro es aún el mismo”, y que el hecho de que el violador “asuma la identidad de una mujer después de lo que hizo es una patada en los dientes”.

“No hay suficientes palabras para describirlo a él y al mal que ha hecho. Es diabólico que le hayan permitido cambiar de sexo y es diabólico que podría ser liberado este año”.

“Puedes cambiar los genitales de alguien, pero eso no va a quitar el impulso dentro suyo por hacer cosas horribles a niños” dijo la víctima. “Siento que se burla de la gente de la que abusó. Es una patada en los dientes para mí y su otra víctima”, lamentó.

En Reino Unido, desde 1999, los presos pueden solicitar al NHS su cambio de sexo. Si su nuevo “género” es reconocido legalmente, las autoridades del servicio de cárceles tienen la obligación de cambiarlo de prisión.

En declaraciones a ACI Prensa, Luis Losada, Director de campañas de la plataforma internacional CitizenGO, señaló que “en este caso, se siguieron los ‘dogmas’ de lo ‘políticamente correcto’: si el preso expresa su voluntad de ‘reasignar su sexo’ hay que respetar su decisión. Está privado de libertad de movimientos, no del ‘pleno desarrollo de su personalidad’. Y para ser coherentes -de los pocos valores que conservamos- siendo ahora mujer, debe ingresar en la cárcel de mujeres”.

“Las víctimas, primeras sufridoras de lo ridículo, absurdo y aberrante de la situación son las primeras en denunciar que ‘puede que haya cambiado su cuerpo, pero no su mente’. Los que sufren las consecuencias de la ideología de género son los primeros en denunciarla de manera descarnada”.

Losada señaló que, con casos como este, queda en evidencia que “la ideología de género -como todas las ideologías- es una construcción mental ajena a la realidad”.

“El problema no afecta solo a quien la 'profesa' sino a todo su entorno. Si es el sistema político quien la asume como 'religión oficial', las consecuencias son nefastas”.


Losada destacó además la preocupación del “resto de presas que compartirán patio con él ‘violador’ convertido en mujer”.

“¿Es que ellas no tienen derecho a ser privadas de su libertad sin temer por su integridad?”, cuestionó.

Por su parte, Carlos Polo, Director para América Latina del Population Research Institute (PRI), dijo a ACI Prensa que este caso “es uno de los tantos ejemplos que la liberación femenina que promete el discurso de género muy pronto se convierte en la negación de la mujer y en su peor opresión”.

“Si los violadores pueden eludir una condena por violación y salir liberados en solo un año, todo el discurso de género es la peor de las injusticias contra las mujeres”, advirtió, pues “declararse ‘transgénero’ y pedir una ‘reasignación de género’ se convirtió en la forma en que Martin Ponting se burló de las víctimas y de la sociedad”.

“Es fácil imaginarse que la madre, hermanas y amigas de las víctimas de Ponting no estarán de acuerdo en que la ‘perspectiva de género’ haya mejorado sus vidas de alguna manera. Más bien, liberará a quien cometió el peor de los abusos contra una mujer”, dijo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario