miércoles, 22 de marzo de 2017

MIÉRCOLES 22 DE MARZO DE 2017 - EVANGELIO DEL DÍA

La imagen puede contener: 1 persona, primer plano
Lo que dice
Mt 5, 17-19 - Yo no he venido a abolir, sino a dar cumplimiento

Jesús dijo a sus discípulos: “No piensen que vine para abolir la Ley o los Profetas: yo no he venido a abolir, sino a dar cumplimiento. Les aseguro que no desaparecerá ni una i ni una coma de la Ley, antes que desaparezcan el cielo y la tierra, hasta que todo se realice. El que no cumpla el más pequeño de estos mandamientos, y enseñe a los otros a hacer lo mismo, será considerado el menor en el Reino de los Cielos. En cambio, el que los cumpla y enseñe, será considerado grande en el Reino de los Cielos”.

Lo que me dice

La Ley nos fue dada a través de Moisés. Y esa ley fue la columna vertebral de la vida del pueblo de Israel. Ha llegado Jesús. Que no anula ley, pero la supera. Es la gracia lo que nos es dado por medio de Jesús.
Y al mencionar Jesús esta obra de misericordia, enseñar al que no sabe, enseguida hace referencia a la vocación docente, magisterial, de la Iglesia toda. Y de cada creyente. Don Bosco fue docente, magister ( =maestro). Aquí aparece en palabras de Jesús en reconocimiento a una de las tareas más valiosas que puede realizar la persona de fe: trasmitir a otros los mandamientos de Dios.

Lo que le digo
Señor Jesús, no tengo tal vez estudios ni diplomas que me hagan maestro de nada para nadie.
Pero tu palabra que es luz en mi camino, y tu gracia que me posibilita recorrerlo, hacen de mi (aunque no quiera) un comunicador, un maestro.
También yo, como bautizado y testigo tuyo, estoy llamado a trasmitir tu vida, tu paz, tu verdad.
Instrúyeme Señor con tu gracia para que sepa hacerme eco de la buena noticia.
Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario