lunes, 6 de marzo de 2017

LUNES 6 DE MARZO DE 2017 - EVANGELIO DEL DÍA

La imagen puede contener: 1 persona, primer plano

Lo que dice
Mt 25, 31-46 - Se sentará en el trono de su gloria, y serán reunidas ante él todas las naciones

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: "Cuando venga en su gloria el Hijo del hombre, y todos los ángeles con él, se sentará en el trono de su gloria, y serán reunidas ante él todas las naciones. Él separará a unos de otros, como un pastor separa las ovejas de las cabras. Y pondrá las ovejas a su derecha y las cabras a su izquierda. Entonces dirá el rey a los de su derecha: 'Venid vosotros, benditos de mi Padre; heredad el reino preparado para vosotros desde la creación del mundo. Porque tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed y me disteis de beber, fui forastero y me hospedasteis, estuve desnudo y me vestisteis, enfermo y me visitasteis, en la cárcel y vinisteis a verme´. Entonces los justos le contestarán: 'Señor, ¿cuándo te vimos con hambre y te alimentamos, o con sed y te dimos de beber?; ¿cuándo te vimos forastero y te hospedamos, o desnudo y te vestimos?; ¿cuándo te vimos enfermo o en la cárcel y fuimos a verte'. Y el rey les dirá: 'Os aseguro que cada vez que lo hicisteis con uno de éstos, mis humildes hermanos, conmigo lo hicisteis'.
Y entonces dirá a los de su izquierda: 'Apartaos de mí, malditos, id al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles. Porque tuve hambre y no me disteis de comer, tuve sed y no me disteis de beber, fui forastero y no me hospedasteis, estuve desnudo y no me vestisteis, enfermo y en la cárcel y no me visitasteis'. Entonces también éstos contestarán: 'Señor, ¿cuándo te vimos con hambre o con sed, o forastero o desnudo, o enfermo o en la cárcel, y no te asistimos'. Y él replicará: 'Os aseguro que cada vez que no lo hicisteis con uno de éstos, los humildes, tampoco lo hicisteis conmigo'. Y éstos irán al castigo eterno, y los justos a la vida eterna".

Lo que me dice

Una elocuente página del Evangelio. Una completa descripción del mundo y sus mil necesidades, las carencias y miserias de mi hermano. Y un anticipo muy realista de lo que será el Juicio Final. De aquello más importante en que seremos juzgados, evaluados. Una página del evangelio que no permite segundas interpretaciones. Una de esas páginas que nos pone los pies bien sobre la tierra.

Don Bosco tuvo una enorme capacidad de reconocer al hambriento, al sediento, al desnudo, al preso, al enfermo. Y así como Don Bosco, lo hizo Madre Teresa, y lo siguen haciendo tantísimas personas que conocemos, que para nosotros tienen nombre y apellido.

Lo que le digo
Señor Jesucristo, en este día, ya en plena cuaresma quiero agradecerte de un modo muy especial por el Vicario de Cristo, por el Papa que en este tiempo quisiste regalar a tu Iglesia y a toda la familia humana.
Los gestos, las palabras, las denuncias de Francisco son una prolongación directa de tu predicación que escuchada por Mateo fue a parar al capítulo XXV de su evangelio.
Gracias Jesucristo porque nos sigues dando innumerables testigos que viven esa Palabra.
Amén.


No hay comentarios:

Publicar un comentario