miércoles, 22 de marzo de 2017

La tragedia del Hogar Seguro Virgen de la Asunción no fue un accidente Jaime Septién | Mar 21, 2017

Los obispos de Guatemala se unen a las protestas

Hasta el momento son 40 las niñas y jóvenes guatemaltecas las que murieron en un incendio ocurrido el 8 de marzo pasado en el Centro Estatal para Menor Hogar Seguro Virgen de la Asunción.
El incendio quizá fue provocado las mismas jovencitas recluidas en el Hogar, durante la protesta que estaban realizando contra los abusos sexuales y físicos que sufrían en la institución.
Diez más de las heridas graves permanecen hospitalizadas, nueve de la cuales están en instituciones especializadas en tratamiento de quemaduras en Estados Unidos.

Los obispos se unen a las protestas
Tras los hechos, por los que diputados de oposición han presentado una denuncia penal contra el presidente Jimmy Morales, al considerarlo responsable de la tragedia, los obispos de la Conferencia Episcopal de Guatemala (CEG) se han sumado a las voces de protesta.
Con conocimiento de causa, los prelados guatemaltecos han expresado, en voz de su presidente, el obispo de la diócesis de Sololá-Chimaltenango, el sacerdote jesuita Gonzalo de Villa que el incidente fatal no fue producto de un accidente sino que hay mucho más de fondo.
Al presentar el documento conclusivo de la última asamblea general de la CEG, el obispo de Villa dijo, en conferencia de prensa, que “la tragedia ocurrida en el Hogar Seguro Virgen de la Asunción no se ha tratado de un simple accidente sino del trágico final de una situación irregular que había sido denunciada muchas veces”.
“Junto con toda la sociedad guatemalteca pedimos que se realicen las investigaciones pertinentes, la justa penalización de los responsables y la urgente elaboración de medidas preventivas para que no se repitan hechos como el acaecido el 8 de marzo” subrayó el presidente de la CEG.
Ya hay detenidos
Cabe señalar que el ex titular de la Secretaría de Bienestar Social de la Presidencia, Carlos Rodas, la ex subsecretaria Anahí Keller y el ex director del Hogar Seguro Virgen de la Asunción, Santos Torres, quienes estaban en esos cargo al momento de la tragedia, fueron detenidos la semana pasada, acusados de homicidio culposo, entre otros delitos.
Por su parte, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Oacnudh) y Unicef en Guatemala pidieron –después de la tragedia– crear un “comité de crisis” que mejore de forma “inmediata” a los centros habilitados para albergar temporalmente a los niños y adolescentes trasladados a otros refugios tras la tragedia.
También plantean, entre otras, que el Estado de Guatemala implemente “de manera urgente” las reformas necesarias para “pasar de un modelo tutelar y de seguridad a un sistema de protección y de derechos humanos de la niñez y de la adolescencia”.
Para Oacnudh y Unicef esto último implica adoptar reformas legales e institucionales, para lo que “es aconsejable fortalecer los espacios de coordinación y diálogo interinstitucional con participación de la sociedad civil”.
Temas de este artículo:
GUATEMALAOBISPOS

No hay comentarios:

Publicar un comentario