sábado, 11 de febrero de 2017

SÁBADO 11 DE FEBRERO DE 2017 - EVANGELIO DEL DÍA

La imagen puede contener: 1 persona, primer plano

Lo que dice
Mc 8, 1-10 - ¿Cuántos panes tienen ustedes?
En esos días, volvió a reunirse una gran multitud, y como no tenían qué comer, Jesús llamó a sus discípulos y les dijo: "Me da pena esta multitud, porque hace tres días que están conmigo y no tienen qué comer. Si los mando en ayunas a sus casas, van a desfallecer en el camino, y algunos han venido de lejos". Los discípulos le preguntaron: "¿Cómo se podría conseguir pan en este lugar desierto para darles de comer?". Él les dijo: "¿Cuántos panes tienen ustedes?". Ellos respondieron: "Siete". Entonces él ordenó a la multitud que se sentara en el suelo, después tomó los siete panes, dio gracias, los partió y los fue entregando a sus discípulos para que los distribuyeran. Ellos los repartieron entre la multitud. Tenían, además, unos cuantos pescados pequeños, y después de pronunciar la bendición sobre ellos, mandó que también los repartieran. Comieron hasta saciarse y todavía se recogieron siete canastas con lo que había sobrado. Eran unas cuatro mil personas. Luego Jesús los despidió. En seguida subió a la barca con sus discípulos y fue a la región de Dalmanuta.


Lo que me dice
Yo fui uno de “esos 4000” que consiguieron alimentarse, en medio de un mundo donde decenas y decenas de miles pasan hambre o mueren por esa causa.
Yo fui uno de “esos doce” que luego estarán a la mesa de la última cena. Yo he recibido el Pan de Vida. 
Mi gratitud ha de convertirse en responsabilidad: algo he de hacer para que otros llegue el pan. Algo he de hacer para que muchos se sacien con el Pan de Vida.

Don Bosco ofreció a sus muchachos una casa. Y en una casa lo tienes todo. No sobra, pero no falta nada de lo esencial. Por eso Don Bosco andaba pidiendo a uno y otro la ayuda necesaria para poder darles el pan de la mesa a sus muchachos. Por eso, sacerdote, cada día convirtió el pan de la hostia en el Pan Vivo bajado del cielo. 

Lo que le digo
Señor Jesucristo, que quisiste permanecer en medio nuestro bajo las admirables formas del misterio eucarístico.
Danos siempre de tu Pan.
Y desarrolla en nosotros la sensibilidad y la compasión hacia tantos hermanos nuestros que pasan hambre.
Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario