sábado, 11 de febrero de 2017

El Papa Francisco: No especular con los enfermos por dinero

El Papa Francisco: No especular con los enfermos por dinero

A propósito del 25º aniversario de la institución de la Jornada Mundial del Enfermo (11 de febrero), el Papa Francisco denunció que por dinero el sector sanitario, siguiendo el modelo empresarial, alimenta la “cultura del descarte” con consecuencias “dolorosas” para los enfermos, y especialmente para los más débiles: “ancianos” y minusválidos”.
“Cuando la persona enferma no ocupa el centro y no se considera su dignidad, se engendran actitudes que pueden conducir incluso a especular sobre las desgracias de los demás”, dijo el Papa Francisco a los miembros de la Comisión Caridad y Salud de los obispos italianos, este viernes 10 de febrero de 2017.

“Junto con las luces, sin embargo, hay algunas sombras que amenazan con empeorar la experiencia de nuestros hermanos y hermanas enfermos. Si hay un sector  donde la cultura del descarte muestra con evidencia  sus consecuencias dolorosas es  la sanidad”, añdió.
El Papa instó para que los enfermos y su dignidad estén en el centro del sistema sanitarios. La “especulación” puede aumentar sus sufrimientos. “¡Y esto es muy grave!”.
“Es necesario estar alerta, especialmente cuando los pacientes son de edad avanzada, con una salud muy comprometida, si sufren de patologías  graves y costosas para su cuidado o son particularmente difíciles, como los pacientes psiquiátricos”, constató.
Francisco denunció los modelos que buscan sólo el beneficio económico y la ganancia, que pueden crear más dolor y descartar a las personas. “Cuando se adopta de forma indiscriminada el modelo empresarial en el ámbito sanitario, se corre el peligro de producir descartes humanos en lugar de optimizar los recursos disponibles”.
En este sentido, exhortó a “optimizar los recursos” que “significa usarlos de manera ética y solidaria y no penalizar a los más frágiles”.
En su intervención defendió la “inviolable dignidad de toda persona humana desde el momento de su concepción hasta su último aliento”. Que el dios dinero no reine en los hospitales y casas para ancianos y otras estructuras. “Que no sea solo el dinero el que oriente las decisiones políticas y administrativas, llamadas a salvaguardar el derecho”, explicó al referirse al contexto italiano.
“El aumento de la pobreza en el ámbito sanitario entre los segmentos más pobres de la población, debida precisamente a la dificultad de acceso a las curas, no puede dejar  indiferente a ninguno y se deben  multiplicar los esfuerzos de todos, para que se protejan los derechos de los más vulnerables”.
El Papa aplaudió la historia de la Iglesia italiana y su contribución en ámbito sanitario. “Pienso, en particular, en las numerosas instituciones sanitarias  de inspiración cristiana”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario