viernes, 24 de febrero de 2017

¿CÓMO NO CAER EN LA RUTINA EN EL MATRIMONIO?

Publicado: 23 de Feb 2017 15:04 PST
5 consejos para no dejar que tu matrimonio caiga en la rutina

Quien busca construir un matrimonio feliz, probablemente ya ha entendido que el amor es la base de todo. Por su propia naturaleza, es fuerte, dinámico, creativo y, por eso, nos pone siempre en movimiento. Sin embargo, para mantener encendida la llama del amor entre la pareja, es necesario estar atentos a algunos aspectos importantes, y uno de ellos es huir de la rutina.

La relación pasa naturalmente por fases, por ejemplo, el enamoramiento es un tiempo lleno de descubrimientos, generalmente marcado por la jovialidad de la pareja con innumerables opciones de actividades, y donde sobra poquísimo tiempo hasta para pensar en la rutina. 
Después, viene el noviazgo con las realidades propias de esa fase, donde el conocimiento se profundiza y ya surgen las ideas para la construcción de la fiesta de bodas, etc., es también muy raro que la rutina alcance a la pareja en esta época.

Incluso en los primeros meses o años de casados el clima de descubrimientos y entusiasmos mantienen la relación en estilo “luna de miel”. Después, viene el embarazo, los hijos, y las ocupaciones cambian el foco. Ahí, si no estamos atentos, la rutina se instala y puede socavar las estructuras que el amor llevó tanto tiempo en consolidar.

Entonces, surge la pregunta: ¿cómo huir de la rutina en el matrimonio? Existen muchos pasos que pueden darse. Indico cinco, lo cuales considero que son los más importantes, y te animo a ponerlos en práctica para que tu matrimonio sea fecundo, feliz y renovado por el amor cada día.

1 – Compartir antes que nada

Cada persona es única y su manera de amar y demostrar amor también son exclusivos, por eso compartir es fundamental. ¿Quieres huir de la rutina? Empieza por una buena conversación con tu pareja respecto a la relación.

Ten valor de preguntar lo que el otro piensa, siente y le gustaría hacer para avivar la llama del amor que los ha unido. Muchas veces, tenemos ideas maravillosas cuando se trata de demostrar amor, pero ¿será que la persona amada está de acuerdo con nuestra manera de amar? Es muy importante compartir lo que se piensa y se siente para conocer más y crecer en el amor.

2 – Cuida bien lo que es tuyo

Desde niña, se me aconsejó cuidar bien lo que se me daba, incluso aunque fuera un juguete sencillo, un zapato, etc. Creo que eso también se aplica en las relaciones.

Pienso que cuidar el matrimonio es como cultivar una planta: la recibes linda y llena de vida, y si sigues cuidando de ella de manera adecuada, ciertamente vivirá bien y florecerá frente a tus ojos. Si no la cuidas, se marchitará gradualmente y morirá. Entonces, si quieres saber cómo salir de la rutina en el matrimonio, primero revisa tus actitudes. Piensa cómo cuidas a la persona que Dios te dio.

3 – Prioriza tu relación

A medida que los compromisos propios de una vida a dos se vuelven rutina, la tendencia es que el matrimonio entre en el paquete. Siempre hay una cuenta que pagar, una casa que arreglar, un trabajo extra que hacer; y cuando finalmente has terminado todo, lo que más deseas es dormir.

En estas situaciones, la tendencia es ir dejando para mañana el tiempo exclusivo que dedicarías a tu pareja. No obstante, al día siguiente, surgirán nuevas actividades y probablemente no tendrás tiempo libre. Entonces, el consejo es: sé realista y pon tu amor al principio de la lista de prioridades. Si fuera necesario, escríbelo en la agenda, para no dejar de lado un tiempo dedicado sólo a la pareja. Hablen, escuchen, mírense a los ojos y estén juntos sin compartir el tiempo con nadie, incluso con el celular, que además, ha robado un tiempo de calidad que el amor merece.

Cuatro - sudorosa Juntos

¿Recuerdas el inicio de la relación cuando sólo de pensar en salir juntos era motivo de felicidad? Pues eso en el matrimonio puede y debe seguir pasando. Incluso cuando tengan hijos y el dinero sea poco, salir juntos, aunque sea para tomar un refresco en la esquina, es una de los mejores consejos de cómo salir de la rutina.

Para ello, prográmalo: vístete bien, usa un buen perfume y ve con buena disposición, de corazón abierto, pensando en la felicidad que es amar y ser amado. En el encuentro, evita hablar sobre los hijos y las tareas domésticas. Si es posible, recuerden la época que los unió. Si fue el amor por la lectura, por ejemplo, ¿qué tal visitar una librería? Si les gusta la playa, ¿qué tal caminar por la arena al lado del mar tomados de la mano? Al actuar así, mantendrán la atención en una actividad placentera y, además, saldrán de la rutina.

5 – Demuestra el amor con gestos

Don Bosco tiene una frase famosa que dice: “No basta que los jóvenes sepan que son amados, ellos necesitan sentir el amor”. Creo que en la relación también es así. Por más que el otro sepa que lo amas, es necesario manifestar el amor; en ese momento, los pequeños gestos hacen la diferencia.

Una llamada de teléfono espontánea sólo para decir “te amo”, una flor, una tarjeta de amor, un regalo fuera de fechas conmemorativas, elogios espontáneos y muchas otras cosas sencillas que, ofrecidas con amor, hacen toda la diferencia. En realidad, la pareja no necesita grandes cosas para ser feliz, necesita dar y recibir atención, dedicarse a cuidar del otro, rompiendo con la rutina en la relación todos los días.

Todos estos consejos, además de ser importantes, no quitan la espontaneidad de la pareja. De vez en cuando, deja espacio para la improvisación y da libertad para que sucedan cosas naturalmente. Trazar la rutina de todos los fines de semana, por ejemplo, hace que parezca que todos son iguales y así sucesivamente. Por lo tanto, presta atención, prioriza realmente el amor en tu vida y verás que no es tan difícil huir de la rutina y tener un matrimonio feliz.

Para Nueva Canción

Fuente: Aleteia

No hay comentarios:

Publicar un comentario