jueves, 2 de febrero de 2017

Chile: El país que le hace frente al infierno con un fuerte espíritu solidario



Chile: El país que le hace frente al infierno con un fuerte espíritu solidario

La ciudad chilena Santa Olga se ha transformado en un verdadero símbolo de los efectos de los incendios forestales que tienen en vilo al país entero desde mediados de enero y que ya han consumido más de 500.000 hectáreas, además de dejar varias víctimas mortales.

Esta localidad queda a 15 kilómetros de Constitución, en la Región del Maule, en el centro del país.

Los incendios desatados en este lugar la han reducido a los escombros y con ello la ruptura de miles de sueños de sus habitantes (unos 5.000), que deben volver a empezar. La mayoría de sus miembros se dedicaban al rubro forestal y de forma repentina quedaron a un lado los avances que se habían producido en 2016, confirma El Mercurio.

“Santa Olga está totalmente quemado, no quedó absolutamente nada”, expresó a ese medio el concejal Carlos Segovia.

Al mismo tiempo las consecuencias del fuego devastador representan una oportunidad de renovación del espíritu solidario y perseverancia ante la adversidad.

Quizás una de las imágenes más conmovedoras de las últimas horas en Santa Olga fue la de una bandera chilena que fue colocada en el medio de la desolación, provocando la rápida emoción de todos los que la pudieron presenciar.

Debido al ánimo patriótico un país entero se puso en marcha para dar lo mejor de sí ante los incendios forestales, que se dieron en varias regiones del país como O’Higgins, Biobío, Maule y La Araucanía.



Video publicado en web de Ciudad Nueva 


Desde centenares de bomberos voluntarios que se pusieron a disposición para combatir el fuego, hasta políticos que no dudaron en salir al terreno para poner en la práctica cosas que han prometido a los ciudadanos en momentos electorales.

El trabajo y el esfuerzo, que continúa, ha sido sublime. Los bomberos, que en este país sudamericano son voluntarios, por lo tanto deben dejar a un lado las labores cotidianas para ponerse al servicio a los demás, dieron rápida respuesta. Incluso, generando algunas situaciones polémicas de parte de algunas empresas que expresaron voluntad de generar despedidos a empleados que le dieron prioridad a la ayuda del combate de los incendios, algo que tuvo una inmediata resistencia.

¿Cómo ayudar a los damnificados?

Varias organizaciones, entre ellos movimientos sociales y religiosos, se han unido para ayudar a los damnificados. Por ejemplo, Hogar de Cristo, una prestigiosa ONG que junto a Televisión Nacional de Chile ha organizado la campaña “Juntos por Chile, 1.000 millones para 2.000 hogares”.

A través de una cuenta corriente 400 01 024 del Banco BCI, RUT: 97.006.000-6, correo: hcristo@hogardecristo.cl se reciben donaciones, indica La Hora.

Por otra parte, Cáritas, perteneciente a la pastoral social de la Iglesia católica, promueve la campaña “Con tu fuerza y nuestro compromiso”. También puso a disposición de la población la cuenta corriente 117-01 del Banco de Chile, para recibir aportes en dinero tanto desde el país como desde el extranjero.

“Una vez más nuestro país enfrenta una catástrofe. En la medida que estas situaciones generan sufrimiento, pérdidas y vulnerabilidad en personas y comunidades, estamos llamados a hacernos presentes”, expresa un comunicado de la organización.

Los equipos de Cáritas son fundamentales por brindar desde la primera hora servicios de respuesta humanitaria y al lado de las familias afectadas.

Además, hay diferentes grupos de voluntarios (Un Techo para Chile, Fundación Levantemos Chile, Instituto Nacional de la Juventud, entre otros) que también ha desarrollado diversas líneas de ayuda.

Así es que Chile está enfrentando estos momentos difíciles, pero sin lugar a dudas todas las miradas están puestas en el ánimo de un país acostumbrado a pelar contra las catástrofes naturales y dejar en esos momentos a un lado los intereses particulares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario