domingo, 29 de enero de 2017

“NO CREO QUE LA MUERTE SEA LA SOLUCIÓN”: CARTA DE UNA TETRAPLÉJICA AL DJ ITALIANO QUE PIDE LA EUTANASIA

Posted: 28 Jan 2017 03:06 PM PST
El DJ Fabiano Antoniani quiere morir, es tetrapléjico y ciego y asegura que "no puede seguir viviendo así" por lo que ha pedido la eutanasia. Pero una joven tetrapléjica le ha escrito una emotiva carta para darle palabras de ánimo y disuadirle

Fabiano Antoniani asegura que siempre ha sido un chico un poco rebelde, pero no se arrepiente de haber tenido una vida plena.

Este italiano de 39 se dedicó en cuerpo y alma a su pasión: la música, así se convirtió en DJ Fabo. Saltó a la fama y noche tras noche recorría los locales y restaurantes más lujosos de Italia.

Pero en 2014 todo cambió. Una noche de verano volvía de pinchar en un conocido restaurante en Milán cuando sufrió un accidente de tráfico.

Quedó tetrapléjico y ciego como consecuencia del accidente. Se sometió a multitud de tratamientos, ninguno con éxito y tras dos largos años de sufrimiento, el DJ tiró la toalla: “mi vida no es vida, no encuentro un sentido para seguir”.

“No creo que la muerte sea la solución”

Pero frente a la desesperanza de Fabiano aparece la fortaleza de Rita Coruzzi, tetrapléjica de 30 años, que le ha escrito una carta a DJ Fabo para infundirle no solo palabras de ánimo sino para intentar disuadirle para que no se quite la vida.

Rita sabe de lo que habla. A los diez años se quedó tetrapléjica por una operación quirúrgica que salió mal y durante su juventud experimentó los mismos sentimientos que Fabiano.

Así lo expone en la carta: “Tenía sólo diez años y todo era demasiado humillante, sentí mucha vergüenza, me sentía muy diferente al resto y me sentía como desecho humano. Así que creo que puedo decir que te entiendo, tal vez no del todo porque no soy ciega y no vivo en la noche, pero sí sé que es la desilusión después de una serie de terapias inútiles”.

Sin embargo, Rita salió adelante y le encontró un sentido a su vida, estudió Literatura en la universidad y es autora de varios libros de autoayuda donde muestra al mundo que no hay que darse por vencido. Y este mensaje se lo ha querido repetir a Fabiano.

“Me decidí a escribirte porque me siento cerca de ti, te comprendo porque yo también hace mucho tiempo, aunque en una condición menos grave que la tuya, pensé que la vida no podía ofrecerme nada y que yo era una carga para los demás”.

Pero ante la tentación de la eutanasia, Rita afirma “no creo que la muerte sea la solución” y le recuerda a Fabiano: “no eres una carga, todavía tienes mucho que ofrecer”.

“Sigues teniendo dos amores”

Y Rita continúa en la carta: “Creo que puedes seguir dando mucho a tantas personas porque tienes dos amores: tu novia, que no te ha abandonado incluso en esta situación, mostrando una gran muestra de amor; y la música que, aunque por el momento no te sientes como para escucharla porque te recuerda mucho lo que has perdido, es una pasión que te liberará, siempre estará ahí, en el fondo de su corazón, dispuesta a salir a borbotones en los momentos más inesperados”.

 “Si no puedes vivir para ti mismo, vive para los demás, para los que te aman, para los de tu condición” añade la joven.

En cuanto a la petición de Fabiano al presidente de Italia, Rita opina: “francamente espero que el presidente Mattarella te conteste pero con palabras de esperanza y comprensión, para que así puedas llegar a confiar en ti mismo y en los demás”.

Y recordando su propia experiencia le dice con cariño:

“Hace años me sentí un pájaro enjaulado con las alas rotas y no podía encontrar una alternativa hasta que, con la ayuda de mi familia –especialmente mi madre y su amor incondicional-, comprendí que tenía que transformar mi silla de ruedas, que era mi debilidad, en una fortaleza para construir una nueva vida diferente y crear algo nuevo, único, irrepetible y dejar mi huella en el mundo aunque de una manera diferente de lo que habría imaginado”.

“Nunca es demasiado tarde para sentirte vivo”

“Mi deseo es que decidas no renunciar a la vida, y gracias al amor de las que personas que están cerca, pueda redescubrirla y encontrar el lado bueno”, escribe Rita al final de la carta.
“He aprendido de la experiencia que nunca es demasiado tarde, incluso en las condiciones más inverosímiles, para sentirse vivo y tener una razón para decir a la vida tu propio ‘gracias’”, concluye.

BEATRIZ DE LA ROSA

·     Fuente: Actuall

No hay comentarios:

Publicar un comentario