miércoles, 26 de abril de 2017

MISAL DIARIO

clip_image002


P. Francisco J. Rebollo Leòn

LECTURAS DEL JUEVES II DE PASCUA 27 DE ABRIL (BLANCO)

Aquel a quien Dios envió habla las palabras de Dios, porque Dios le ha concedido sin medida su Espíritu.

clip_image002

RESPUESTAS DE FE S.D.A.

SANTA ZITA DE LUCCA VIRGEN

ANTÍFONA DE ENTRADA Cfr. Sal 67, 8-9. 20

Cuando saliste, Señor, al frente de tu pueblo, y le abriste camino a través del desierto, la tierra se estremeció y hasta los cielos dejaron caer su lluvia. Aleluya.

Año Cristiano Franciscano



DÍA 27 DE ABRIL

 

SANTA ZITA. Nació el año 1218 en Monsagrati, pueblecito toscano cercano a Lucca (Italia), de familia muy humilde. Desde los doce años y hasta su muerte sirvió como doméstica en la casa de la noble familia de los Fatinelli de Lucca. Mucho tuvo que sufrir al principio por la incomprensión de sus amos, que la trataban como una esclava; pero su laboriosidad y su bondad le ganaron su confianza hasta el punto de que le confiaran la dirección de la casa, lo que a Zita le sirvió para ayudar a enfermos, pobres y demás indigentes, sin contravenir la benevolencia de los señores. Para dar cauce a sus inquietudes religiosas permaneciendo en su estado y condición, ingresó en la Tercera Orden de San Francisco y se nutrió de su espíritu de caridad, humildad y pobreza. Vivió consagrada a Dios, practicando heroicamente las virtudes cristianas con sencillez y humildad. Murió el 27 de abril de 1278. Pío XII la nombró patrona de las empleadas del servicio doméstico.



BEATO JACOBO VARINGUER DE BITETTO. Nació en Zara (Dalmacia, por lo que también se le llama "Ilírico"), hacia el año 1400. De joven ingresó como hermano lego en los franciscanos observantes de su tierra. Viajó al sur de Italia acompañando a su Provincial, y se quedó en el convento de San Pedro de Bari. La obediencia lo destinó a distintos conventos, en los que ejerció los oficios de cocinero, hortelano y limosnero. La mayor parte de su vida la pasó en Bitetto, provincia de Bari en Apulia, donde murió el 27 de abril entre 1485 y 1490. Fue un fraile de vida contemplativa, de rigurosa pobreza y gran caridad para con los pobres, y los apestados en 1483, lo que convertía su trato llano y humilde con la gente, sobre todo cuando iba por limosna, en verdadero apostolado. Destacó también por su devoción a la Virgen. Se cuentan de él muchos milagros y episodios propios de unas florecillas.


Reseña: “Dios”


Dios             Dios
Título: Dios.
Autor: Eleuterio Fernández Guzmán.
Editorial: Lulu.
Páginas: 86.
Precio aprox.: 3.90 € en papel – 0.99€ formato electrónico.
ISBN: 5800122175076, papel; 978-0-244-30331-0, electrónico.
Año edición: 2017.

Los puedes adquirir en Lulu.

“Dios”,  de  Eleuterio Fernández Guzmán.

Continuamos con la publicación de textos dentro de la Colección Fe sencilla. Este libro pertenece al apartado de título Dios.

Vayamos, pues, con la reseña aunque, permítasenos, como ejemplo del libro, reproducir el apartado 1 de título “¿Es importante conocer a Dios?”

“Yo soy Yahveh, no hay ningún otro; fuera de mí ningún dios existe. Yo te he ceñido, sin que tú me conozcas,  para que se sepa desde el sol levante hasta el poniente, que todo es nada fuera de mí.  Yo soy Yahveh, no ningún otro;  yo modelo la luz y creo la tiniebla, yo hago la dicha y creo la desgracia, yo soy Yahveh, el que hago todo esto.”
(Is 45, 5-7)
  
Para un creyente en Dios Todopoderoso, si alguien le plantea la pregunta acerca de si es importante conocer a Dios manifiesta un gran desconocimiento de su fe por parte de quien eso ose preguntar. 
En realidad, la importancia de conocer a Dios es tan importante que no otra cosa debería hacer todo hijo suyo. 
La cosa, sin embargo, no resulta tan sencilla. Es decir, no es que sea imposible conocer a Dios sino que no somos capaces, muchas veces, de saber, a tal respecto, a qué atenernos. 
El texto bíblico con el que hemos dado comienzo a este capítulo es, ciertamente, una clara indicación de la necesidad que tenemos de conocer a Dios, de la importancia que tiene todo eso. 

¿Por qué aún Isabel la Católica no es santa? (1-7)

Resultado de la imagen de la serie isabel catolica



Sin duda que Isabel la Católica debería gozar desde hace rato de la gloria de los altares. Sobre su vida y su obra algo ya hemos escrito aquí y aquí.
Ahora, ¿a qué tanta demora para poder honrarla como se debe?
Hace unos días, con ocasión del aniversario del nacimiento de esta mujer ejemplar (22 de abril de 1451), aquí y aquí, han comenzado una campaña para pedir la continuación de su proceso de beatificación, hoy estancado.
Con el permiso de su autora, nuestra amiga y ex-alumna, la Prof. Magdalena Ale, damos a conocer ahora un excelente trabajo de investigación donde se responde a este interrogante, rogándole a Dios que prontamente esta reina santa pueda ocupar el lugar que le corresponde para edificación de la Iglesia militante.
Que no te la cuenten…
P. Javier Olivera Ravasi


HISTORIA DE LA CAUSA DE CANONIZACIÓN DE ISABEL LA CATÓLICA
Prof. Magdalena Ale
Introducción
Hace sesenta años una joven argentina llamada, Bertha Bilbao Richter, escribía una carta a Su Santidad Pío XII, en donde expresaba: “El Cristianismo lo llevo profundamente arraigado en el corazón. Hace muchos años que pienso, medito y pido a Dios… para que se cumpla un acto de justicia con la mujer que mayor gravitación ha tenido en los destinos de la Humanidad, me refiero a la Reina Isabel la Católica cuyo solo recuerdo, estoy segura, conmoverá las fibras más delicadas de su corazón. Quedo en paz con mi conciencia al implorar este mi pedido”.
Dicha carta fue el puntapié inicial para abrir el proceso de canonización de Isabel la Católica. Las líneas que citamos han sido reenviadas a diversos Papas por diferentes personas en petición de la canonización de la mujer que hoy invade estas líneas.
El sinuoso camino de su canonización: sus avances y estancamientos, sus esperanzas y frustraciones, son los temas que colmarán los párrafos del presente artículo, que no tiene otro fin que el de promover la devoción de tan egregia reina y aportar un poco más de luz a la historia de su beatificación.
Un gran devoto de la reina supo escribir:
Sabemos, porque fuimos promotores de ello, que en la Postulación de la Causa en Roma, se almacenan miles y miles de cartas de todo el mundo cristiano que piden al Santo Padre la beatificación de la Sierva de Dios Isabel la Católica. También nosotros mediante esta publicación queremos unirnos a tantos miles de hermanos nuestros y pedir, rogar y suplicar hasta de rodillas si preciso fuere al Santo Padre, que ordene el estudio de esta Causa y la Reina pueda ser elevada al honor de los altares. Las Causas de otros posibles santos están respaldadas por Institutos y otras órdenes religiosas que apoyan y prestan calor en todo momento, que oran y suplican… Esta Causa quizá no tienen esos respaldos tan valiosos. Somos cristianos anónimos los que oramos, pedimos, y suplicamos a Dios…[1]

El que cree en Él no será juzgado; el que no cree ya está juzgado

Evangelio del miércoles de la segunda semana de Pascua:
Porque tanto amó Dios al mundo, que entregó a su Unigénito, para que todo el que cree en él no perezca, sino que tenga vida eterna. Porque Dios no envió a su Hijo al mundo para juzgar al mundo, sino para que el mundo se salve por él. El que cree en Él no será juzgado; el que no cree ya está juzgado, porque no ha creído en el nombre del Unigénito de Dios.
Este es el juicio: que la luz vino al mundo, y los hombres prefirieron la tiniebla a la luz, porque sus obras eran malas. Pues todo el que obra el mal detesta la luz, y no se acerca a la luz, para no verse acusado por sus obras. En cambio, el que obra la verdad se acerca a la luz, para que se vea que sus obras están hechas según Dios».
Jn 3,16-21

Dios ama desigualmente a todos los hombres.

GratuidadDios no ama igualmente a todos los hombres, sino que ama a todos los hombres en forma desigual.
Retomamos aquí un tema tratado ya con mucho acierto por el P. Iraburu.
La explicación teológica, luminosa como siempre, la trae Santo Tomás en Ia, q. 20, a 3:
“Como amar es querer el bien para alguien, en un doble sentido puede decirse amar más o menos. 1) Uno, por parte del mismo acto de la voluntad, que puede ser más o menos intenso. En este sentido, Dios no ama a unos más que a otros, porque todo lo ama con un solo y simple acto de voluntad, que siempre tiene la misma intensidad. 2) Otro, por parte del mismo bien que alguien quiere para el amado. Y, en este sentido, decimos que alguien ama más a otro si el bien que se le desea es mayor, aun cuando no sea con una más intensa voluntad. Y en este sentido es en el que hay que decir que Dios ama a unos más que a otros. Pues como el amor de Dios es causa de la bondad de las cosas, como ya se dijo, una cosa no sería mejor que otra si Dios no quisiera para ella un mayor bien.”
Veamos ahora lo que dice el Magisterio de la Iglesia al respecto.
II CONCILIO DE ORANGE (529). Contra los semipelagianos.
“D-176 [II. Sobre la gracia.] Can. 3. Si alguno dice que la gracia de Dios puede conferirse por invocación humana, y no que la misma gracia hace que sea invocado por nosotros, contradice al profeta Isaías o al Apóstol, que dice lo mismo: He sido encontrado por los que no me buscaban; manifiestamente aparecí a quienes por mí no preguntaban [Rom. 10, 20; cf. Is. 65, 1].

Papa explica en Audiencia General por qué Jesus dijo: “Estaré con vosotr...

Llamado a la Comunión


A través de la lectura de St. Paul el Libro de Actas


Abr 25a, 2017 | Por Casey Chalk | Categoría: Artículos Blog
Estudios Ecuménicos de la Biblia: a menudo son manifestaciones de lo mejor y lo peor de diálogo cristiano. En su forma más beneficiosa, ofrecen oportunidades para los miembros de diversas tradiciones cristianas, ya sean católicos, ortodoxos, Reformada, o varios mechones de evangelicalismo, para compartir sus propios entendimientos y aplicaciones ricas de la literatura bíblica. Alternativamente, pueden degenerar en concursos no rentables de “nombre que verso de la escritura” para apoyar alguna doctrina particular, - la justificación por gracia mediante la fe, primado petrino, el bautismo infantil, lo que sea. Una tendencia entre los cristianos deseosos de “mantener la paz” en un entorno que ofrece las creencias y prácticas teológicas divergentes es tratar de encontrar un terreno común, mínimo común denominador, y “no negociables”. Tales intentos mismos pueden ser rentables, aunque a veces el resultado es una conversación carente de profundidad teológica, los participantes tanto miedo de controversia y de ofender entre sí que la gente se reducen a “así es como este verso Escritura habla a mí”, comenta. Es mejor que nada, supongo, aunque ciertamente menos de lo que estamos llamados a hacer como cristianos cuando se acerque a la Santa Escritura. Es difícil imaginar St. Paul entrar en una sinagoga en Corinto y se declara en firme confianza a los Judios presentar: “Usted puede tener sus propias interpretaciones de la Torá, que puede ser igualmente cierto, pero déjeme decirle lo que esto significa la Escritura para mí!”¿hay alguna forma para que los cristianos de diferentes franjas teológicas para cerrar la brecha? En este post voy a proponer una forma alternativa para leer y discutir la Escritura que creo que ofrece una oportunidad para los intercambios más fructíferos entre los cristianos.

Rezo de Laudes y Misa Coral del Cabildo, 26 de abril de 2017, 8:30 hrs.

San Marcos, Evangelista

San Marcos Evangelista (en griego: Μάρκος; en latínMārcus; en copto: Μαρκοϲ; en hebreo: מרקוס) (siglo I) es considerado tradicionalmente el autor del Evangelio de Marcos y el fundador y primer obispo de la Iglesia de Alejandría.
Jose_leonardo-san_marcos
Suele identificársele con Juan, llamado Marcos. Este personaje aparece varias veces en los Hechos de los Apóstoles. Se le cita por primera vez en Hechos 12:12, cuando Simón Pedro, milagrosamente liberado de la cárcel, se refugia en casa de María, madre de “Juan, por sobrenombre Marcos”. Acompañó a Pablo de Tarso y a Bernabé en el primer viaje de Pablo (Hechos 13:5), pero se separó de ellos cuando llegaron a Panfilia, regresando a Jerusalén (Hechos 13:13 en estos versículos se hace referencia a él simplemente como “Juan”). Cuando Pablo iba a iniciar su segundo viaje, tuvo una grave disputa con Bernabé a propósito de “Juan, llamado Marcos”: Bernabé quería que fuese con ellos, pero Pablo se negaba, ya que les había abandonado en el viaje anterior. Pablo y Bernabé terminaron por separarse, y Marcos acompañó al segundo en su viaje a Chipre (Hechos 15:37-39).

1860: Mortal Amenaza

San Juan Bosco, Don Bosco, Sueños de Don Bosco, SalesianosLas crónicas de Ruffino y de Bonetti, en la fecha correspondiente al 12 de enero de 1860, dicen: «Esta mañana [San] Juan Don Bosco llamó a un joven a su habitación y le dijo: “Esta noche pasada vi a la Muerte que te amenazaba. Cuando estuvo a tu lado la observé en actitud de descargar un golpe terrible sobre ti con su tremenda guadaña. Al ver esto, corrí inmediatamente a detener su brazo; pero ella, dirigiéndose a mí, me dijo: ‘Déjame. Este no es digno de vivir. ¿Por qué se ha de tolerar que siga en el mundo quien no corresponde a tus cuidados y abusa de tal forma de las gracias del Señor?’ Mas yo insistí para que te perdonara y al fin te dejó“.
Aquel pobrecito, al oír el relato de este sueño, quedó tan preocupado y conmovido que, entre lágrimas y sollozos, hizo su confesión y formuló numerosos propósitos. [San] Juan Don Bosco contó aquella misma noche el sueño y todo lo sucedido a la Comunidad, sin decir que había sido él quien había tenido el sueño ni indicar la relación del mismo con un alumno del Oratorio.
Todo habría quedado en secreto si el joven, apenas hubo bajado de la habitación de [San] Juan Don Bosco no se hubiese acercado al clérigo Bonetti para comunicarle, en el seno de la confianza, cuanto el buen padre le había dicho; añadiendo, entre otras cosas, que había sido el mismo [San] Juan Don Bosco quien había tenido aquel sueño y que él era el joven a quien el siervo de Dios había llamado aquella mañana.
El muchacho terminó asegurando con la mayor candidez que desde que hiciera la primera comunión no se

Santa Misa del miércoles 26 de abril de 2017 (nazaret.tv)

MIÉRCOLES 26 DE ABRIL DE 2017 - EVANGELIO DEL DÍA

La imagen puede contener: 1 persona, primer plano
Lo que dice
Jn 3, 16-21 - El que obra conforme a la verdad se acerca a la luz

Sí, Dios amó tanto al mundo, que entregó a su Hijo único para que todo el que cree en él no muera, sino que tenga Vida eterna. Porque Dios no envió a su Hijo para juzgar al mundo, sino para que el mundo se salve por él. El que cree en él, no es condenado; el que no cree, ya está condenado, porque no ha creído en el nombre del Hijo único de Dios. En esto consiste el juicio: la luz vino al mundo, y los hombres prefirieron las tinieblas a la luz, porque sus obras eran malas. Todo el que obra mal odia la luz y no se acerca a ella, por temor de que sus obras sean descubiertas. En cambio, el que obra conforme a la verdad se acerca a la luz, para que se ponga de manifiesto que sus obras han sido hechas en Dios".

Lo que me dice

María Reina de la Paz de Medjugorje, Mensaje del 25 de Abril de 2017


Mensaje del 25 de abril 2017
“Queridos hijos, amen, oren y testimonien mi presencia a todos los que están lejos.
Con su testimonio y ejemplo pueden acercar los corazones que están lejos de Dios y de Su gracia.
Yo estoy con ustedes e intercedo por cada uno de ustedes para que, con amor y valentía, testimonien y animen a todos aquellos que están lejos de mi Corazón Inmaculado. 
¡Gracias por haber respondido a mi llamado!”

Palabra de Vida 26 de Abril 2017 l Padre Carlos Yepes [OFICIAL]

Evangelio Del Día | Lectio Divina (26 De Abril De 2017) - Tele VID

Santo Evangelio 26 de Abril 2017

La imagen puede contener: 1 persona, texto

Día litúrgico: Miércoles II de Pascua

Santoral 26 de Abril: San Isidoro, obispo y doctor de la Iglesia

Texto del Evangelio (Jn 3,16-21): En aquel tiempo dijo Jesús a Nicodemo: «Tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo único, para que todo el que crea en Él no perezca, sino que tenga vida eterna. Porque Dios no ha enviado a su Hijo al mundo para juzgar al mundo, sino para que el mundo se salve por Él. El que cree en Él, no es juzgado; pero el que no cree, ya está juzgado, porque no ha creído en el Nombre del Hijo único de Dios. Y el juicio está en que vino la luz al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas. Pues todo el que obra el mal aborrece la luz y no va a la luz, para que no sean censuradas sus obras. Pero el que obra la verdad, va a la luz, para que quede de manifiesto que sus obras están hechas según Dios».


«Vino la luz al mundo»

martes, 25 de abril de 2017

MISAL DIARIO

clip_image008

P. Francisco J. Rebollo Leòn

LECTURAS DEL MIÉRCOLES II DE PASCUA 26 DE ABRIL (BLANCO)

Tanto amó Dios al mundo, que le entregó a su Hijo único, para que todo el que crea en Él no perezca, sino que tenga vida eterna.

clip_image002

RESPUESTAS DE FE S.D.A.

SAN CLETO PAPA

ANTÍFONA DE ENTRADA Cfr. Sal 17, 50; 21, 23

Te alabaré, Señor, ante las naciones y anunciaré tu nombre a mis hermanos. Aleluya.

Año Cristiano Franciscano


DÍA 26 DE ABRIL

 

SAN ISIDORO DE SEVILLA, obispo y doctor, el último de los Santos Padres latinos de la Iglesia. Nació hacia el año 560, y era oriundo, como sus santos hermanos Leandro, Fulgencio y Florentina, de Cartagena (España). Educado por su hermano san Leandro, arzobispo hispalense, le sucedió en la sede sevillana, donde desarrolló su extraordinaria labor pastoral y literaria, procurando la maduración cultural y moral del clero, fundando un colegio, prototipo de los futuros seminarios. Su sabiduría iba unida a una gran humildad y caridad. Compuso libros llenos de erudición, entre los que hay que destacar el de las Etimologías, organizó bibliotecas, convocó y presidió varios concilios, entre ellos el IV de Toledo del 633, ordenó la liturgia hispano-visigoda, dio cánones sabios para renovar la vida de los religiosos y de los fieles. Después de 40 años de episcopado, murió el 4 de abril del 636. El año 1063 fue trasladado su cuerpo a León, donde hoy recibe culto en la iglesia de su nombre.- Oración: Señor, Dios todopoderoso, tú elegiste a san Isidoro, obispo y doctor de la Iglesia, para que fuese testimonio y fuente del humano saber; concédenos, por su intercesión, una búsqueda atenta y una aceptación generosa de tu eterna verdad. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

«Peregrinos, la Puerta del Perdón se nos abre»


Más de 3.000 personas asistieron este domingo a la apertura de la Puerta del Perdón del monasterio de Santo Toribio de Liébana, en la apertura, once años después, de un Año Jubilar que se prolongará hasta el 22 de abril de 2018. Lleva por lema «Señor, tu cruz, es mi gloria».

«Peregrinos, la Puerta del Perdón se nos abre, caminemos a contemplar el amor de Dios expresado en el santo leño de la Cruz de Cristo», dijo el arzobispo de Madrid, el cántabro Carlos Osoro, antes de dar los tres golpes con el tradicional martillo a la entrada del monasterio.

También se leyó la bula del Papa Julio II, quien en 1512 concedió el Jubileo al monasterio de Santo Toribio, además de un mensaje del Papa Francisco, al que dio lectura el obispo de Santander, monseñor Manuel Sánchez Monja, animando a vivir este «tiempo de renovación» siempre «con fe y en el compromiso de crear un mundo de amor y justicia mientras se peregrina a la Casa del Padre».

Tras el cardenal Osoro, traspasaron la Puerta del Perdón diversas autoridades religiosas y civiles, entre ellas el presidente del gobierno cántabro, Miguel Ángel Revilla, y el ministro de Fomento y exalcalde de Santander, Íñigo de la Serna.

La Misa estuvo presidida por la reliquia de la Santa Cruz, que contiene el trozo de la Cruz de Cristo más grande que se conserva, y concluyó con la adoración del Lignum Crucis.

En su homilía, Carlos Osoro resaltó que el mensaje del Año Santo debe pasar «por comprender que Jesucristo dio su vida por amor a los hombres y con ese arma es capaz de reconciliar al que más lo necesita, especialmente, en esos lugares de la tierra amenazados por conflictos y enfrentamientos». «Solo el amor que uno debe profesar a los demás permitirá mitigar este difícil momento histórico», dijo.


Foto: EFE/Pedro Puente Hoyos
Con Osoro concelebraron el cardenal Ricardo Blázquez, presidente de la Conferencia Episcopal Española, y los arzobispos de Oviedo (Jesús Sanz) y Zaragoza, Vicente Jiménez, anterior obispo de Santander. Estuvieron también los obispos de Astorga, Juan Antonio Menéndez; Palencia, Manuel Herrero; y León, Julián López.

Simultáneamente, la apertura del Año Lebaniego fue acompañada por el repicar de las campanas de todas las iglesias de da Diócesis de Santander.

Además de los actos el monasterio de Liébana, el Año Santo servirá también para impulsar el Camino Lebaniego, que continúa después hasta Santiago.

Junto a los actos religiosos, el Gobierno de Cantabria ha programado alrededor de un millar de actos culturales, comenzando por el concierto de Jean-Michel Jarre el 29 de abril. El músico francés, un devoto del monasterio de Santo Toribio, agotó en apenas 6 horas las 5.000 entradas a la venta.

Europa Press/Alfa y Omega