domingo, 17 de diciembre de 2017

Rezo de Laudes y Misa Coral del Cabildo, 17 de Diciembre 2017, 8:30 hrs.

DOMINGO 17 DE DICIEMBRE DE 2017 - EVANGELIO DEL DÍA

La imagen puede contener: 1 persona, primer plano
3er Domingo de Adviento
Lo que dice
Jn 1, 6-8.19-28 - Yo no soy digno de desatar la correa de su sandalia

Apareció un hombre enviado por Dios, que se llamaba Juan. Vino como testigo, para dar testimonio de la luz, para que todos creyeran por medio de él. El no era la luz, sino el testigo de la luz. Este es el testimonio que dio Juan, cuando los judíos enviaron sacerdotes y levitas desde Jerusalén, para preguntarle: "¿Quién eres tú?". El confesó y no lo ocultó, sino que dijo claramente: "Yo no soy el Mesías". "¿Quién eres, entonces?", le preguntaron: "¿Eres Elías?". Juan dijo: "No". "¿Eres el Profeta?". "Tampoco", respondió. Ellos insistieron: "¿Quién eres, para que podamos dar una respuesta a los que nos han enviado? ¿Qué dices de ti mismo?". Y él les dijo: "Yo soy una voz que grita en el desierto: Allanen el camino del Señor, como dijo el profeta Isaías". Algunos de los enviados eran fariseos, y volvieron a preguntarle: "¿Por qué bautizas, entonces, si tú no eres el Mesías, ni Elías, ni el Profeta?". Juan respondió: "Yo bautizo con agua, pero en medio de ustedes hay alguien al que ustedes no conocen: él viene después de mí, y yo no soy digno de desatar la correa de su sandalia". Todo esto sucedió en Betania, al otro lado del Jordán, donde Juan bautizaba.

Lo que me dice

¿Qué esconde y qué revela el corazón de un hombre?

Juan Pablo II dijo a los jóvenes en París el 1 de julio de 1980: “Toda la historia de la humanidad es la historia de la necesidad de amar y de ser amado.” El corazón humano es un buscador apasionado. Siempre está en busca de amar y de ser amado. Si conoces lo que busca, lo que sueña, a qué se adhiere, entonces conocerás lo que esconde. Su búsqueda lo revela. “Donde está tu tesoro, allí estará tu corazón” (Lc 12, 34)
El corazón nos habla de todo lo que es propio de un hombre. A través del corazón podemos penetrar todo nuestro ser (Sal 102,1), lo más profundo y genuino de cada persona. Si conocemos y tocamos el corazón de una persona, llegamos a su centro, a lo más íntimo. A “todo lo que se expresa como persona única e irrepetible en su yo íntimo y, al mismo tiempo, en su trascendencia.” (Juan Pablo II, Vancouver, 1984)

¿Qué esconde el corazón de Jesús?

Vamos al corazón de Jesús de Nazaret. Si tomamos los evangelios y si hacemos memoria de cómo es Él con nosotros, encontramos un corazón manso, que escucha, que acompaña, que se conmueve, que conecta con los sentimientos más profundos del que tiene delante y se compadece, un corazón que sufre; un corazón profundo, que es todo entrega.
En el caso de Jesús, Dios hecho hombre, su corazón humano esconde el misterio de la Trinidad y nos revela el amor de Dios, la intimidad y la trascendencia del amor divino. Por eso, la devoción al Sagrado Corazón de Jesús nos propone contemplar el amor divino en el corazón humano de Jesús.
“¡Si los hombres de hoy, y especialmente los cristianos, llegasen a descubrir de nuevo las maravillas que se pueden conocer y gozar en la celda interior, y más aún en el Corazón de Cristo! ¡Entonces, sí, el hombre volvería a encontrarse a sí mismo, las razones de su dignidad, el fundamento de cada uno de sus valores, la altura de su vocación eterna!” (Juan Pablo II, 29/IV/1980)

Descubriendo la grandeza del corazón de Cristo

Aprender a rezar en Adviento

Aprender a rezar en Adviento
Los padres de familia, hagan lo que hagan, vayan a donde vayan, están pensando siempre en sus hijos: qué necesitan, qué les haría bien. Adviento es uno de los grandes momentos en que la Iglesia, madre y maestra, nos ayuda a crecer como hijos de Dios y discípulos de Cristo, y más en particular, Adviento es escuela de oración.
Quien busca mejorar su vida de oración debe centrarse en el único necesario y escucharlo con toda calma. Adviento nos enseña las tres cosas: a centrarnos en el único necesario, a escuchar y a calmarnos.

1. Sólo una cosa es necesaria:

Adviento es visita de Dios. En este tiempo aprendemos a ser buenos anfitriones de Dios que viene a visitarnos: “Zaqueo, baja pronto, que hoy tengo que alojarme en tu casa” (Lc 19,5)
La imagen puede contener: 1 persona, texto


Día litúrgico: Domingo III (B) de Adviento

Texto del Evangelio (Jn 1,6-8.19-28): Hubo un hombre, enviado por Dios: se llamaba Juan. Éste vino para un testimonio, para dar testimonio de la luz, para que todos creyeran por Él. No era él la luz, sino quien debía dar testimonio de la luz. Y éste fue el testimonio de Juan, cuando los judíos enviaron donde él desde Jerusalén sacerdotes y levitas a preguntarle: «¿Quién eres tú?». Él confesó, y no negó; confesó: «Yo no soy el Cristo». Y le preguntaron: «¿Qué, pues? ¿Eres tú Elías?». Él dijo: «No lo soy». «¿Eres tú el profeta?». Respondió: «No». Entonces le dijeron: «¿Quién eres, pues, para que demos respuesta a los que nos han enviado? ¿Qué dices de ti mismo?». Dijo Él: «Yo soy voz del que clama en el desierto: ‘Rectificad el camino del Señor’, como dijo el profeta Isaías». 

Los enviados eran fariseos. Y le preguntaron: «¿Por qué, pues, bautizas, si no eres tú el Cristo, ni Elías, ni el profeta?». Juan les respondió: «Yo bautizo con agua, pero en medio de vosotros está uno a quien no conocéis, que viene detrás de mí, a quien yo no soy digno de desatarle la correa de su sandalia». Esto ocurrió en Betania, al otro lado del Jordán, donde estaba Juan bautizando.


«En medio de vosotros está uno a quien no conocéis»

sábado, 16 de diciembre de 2017

Santa Misa: Domingo 17 de diciembre de 2017 (de nazaret.tv)

Evangelio de hoy - Domingo 17 de Diciembre (Padre Carlos Yepes)

Evangelio De Hoy 17 De Diciembre De 2017, Lectio Divina - Tele VID

Novena Digital Día 2 - Padre Carlos Yepes

Santo Rosario, Misterios Gloriosos, Miércoles Y Domingo - Tele VID

MISAL DIARIO



LECTURAS DEL DOMINGO III DE ADVIENTO 17 DE DICIEMBRE (MORADO O ROSA)

"Yo bautizo con agua, pero en medio de ustedes hay uno, al que ustedes no conocen, alguien que viene detrás de mí, a quien yo no soy digno de desatarle las correas de sus sandalias".




RESPUESTAS DE FE S.D.A.

SAN LÁZARO DE BETANIA

ANTÍFONA DE ENTRADA Cfr. Flp 4, 4. 5

Estén siempre alegres en el Señor, les repito, estén alegres. El Señor está cerca.

No se dice Gloria.

ORACIÓN COLECTA

Dios nuestro, que contemplas a tu pueblo esperando fervorosamente la fiesta del nacimiento de tu Hijo, concédenos poder alcanzar la dicha que nos trae la salvación y celebrarla siempre, con la solemnidad de nuestras ofrendas y con vivísima alegría. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos.

LITURGIA DE LA PALABRA

Me alegro en el Señor con toda el alma.




Del libro del profeta Isaías: 61, 1-2. 10-11


El espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha ungido y me ha enviado para anunciar la buena nueva a los pobres, a curar a los de corazón quebrantado, a proclamar el perdón a los cautivos, la libertad a los prisioneros, y a pregonar el año de gracia del Señor.


Me alegro en el Señor con toda el alma y me lleno de júbilo en mi Dios, porque me revistió con vestiduras de salvación y me cubrió con un manto de justicia, como el novio que se pone la corona, como la novia que se adorna con sus joyas. Así como la tierra echa sus brotes y el jardín hace germinar lo sembrado en él, así el Señor hará brotar la justicia y la alabanza ante todas las naciones.

Palabra de Dios.

Te alabamos, Señor.

Año Cristiano Franciscano



DÍA 17 DE DICIEMBRE

 

FERIA PRIVILEGIADA DE ADVIENTO. Hoy comienzan las ferias privilegiadas de Adviento, que tienen la finalidad de prepararnos más intensa y directamente a la Navidad. La liturgia de estos días proclama los textos que van disponiendo más y mejor al cristiano para acoger al Hijo de Dios hecho hombre. En particular, las Vísperas tienen un singular poder sugestivo merced a las antífonas mayores, llamadas también de la «O», que junto al Magníficat de cada día pasan revista a los diversos títulos de Cristo, referentes a su naturaleza divina y humana o a su misión salvífica, y que terminan todas instándole a que venga a poner remedio a nuestra indigencia: Oh Sabiduría que brota de los labios del Altísimo, Pastor de la casa de Israel, Renuevo del tronco de Jesé, Llave de David y Cetro de la casa de Israel, Sol que naces de lo alto, Rey de las naciones, y Emmanuel, rey y legislador nuestro.- Oración: Dios, creador y restaurador del hombre, que has querido que tu Hijo, Palabra eterna, se encarnase en el seno de María, siempre Virgen, escucha nuestras súplicas, y que Cristo, tu Unigénito, hecho hombre por nosotros, se digne hacernos partícipes de su condición divina. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.



SAN JOSÉ MANYANET Y VIVES. Nació el año 1833 en Tremp (Lleida, España), de familia numerosa y cristiana. Tuvo que trabajar para costearse los estudios, hasta que recibió la ordenación sacerdotal en Urgel el año 1859. Tras doce años de intenso trabajo en la diócesis, se sintió llamado a la vida religiosa y a fundar dos congregaciones: los Hijos de la Sagrada Familia y las Misioneras Hijas de la Sagrada Familia de Nazaret, con la misión de contemplar, imitar, honrar y propagar el culto a la Sagrada Familia, y procurar la formación cristiana de las familias, principalmente por medio de la educación católica de la niñez y juventud y el ministerio sacerdotal. Desde la misma espiritualidad promovió la erección en Barcelona del templo expiatorio de la Sagrada Familia, obra de Gaudí. Fue un gran apóstol, de palabra y por escrito, de la devoción a la Sagrada Familia. Murió en Barcelona el 17 de diciembre de 1901. Lo canonizó Juan Pablo II el año 2004.



BEATA MATILDE DEL SAGRADO CORAZÓN TÉLLEZ ROBLES. Nació en Robledillo de la Vera (Cáceres, España) el año 1841, hija de un notario, que pronto se estableció en Béjar (Salamanca). Su padre quería llevarla a la vida social y al matrimonio, pero ella se sentía llamada a consagrarse a Dios. Trabajó en las Hijas de María y en las Conferencias de San Vicente de Paúl, conjugando siempre contemplación y acción. En 1875 empezó, con una sola compañera, la nueva experiencia. Daban clases a niñas pobres, atendían enfermos a domicilio y acogían a niñas huérfanas. El grupo fue creciendo y, en 1879, se trasladó a Don Benito. La nueva Congregación de las Hijas de María Madre de la Iglesia fue erigida canónicamente en 1884. A partir de 1889 la obra se extendió por España, Portugal y América Latina. La Madre Matilde, viendo en su prójimo la imagen del mismo Cristo, prestó con premura ayuda a los necesitados, primero material y luego también espiritual. Puntos fundamentales de su espiritualidad fueron la Eucaristía y María de Nazaret. Murió en Don Benito (Badajoz) el 17 de diciembre de 1902. Fue beatificada el año 2004.

* * *

Rezo de Laudes y Misa Coral del Cabildo, 16 de diciembre de 2017, 8:30 hrs.

Santa Misa: Sábado 16 de diciembre de 2017 (de nazaret.tv)

Sobre María y la Iglesia


SOBRE MARÍA Y LA IGLESIA

El Hijo de Dios es el primogénito entre muchos hermanos. Por naturaleza es Hijo único, por gracia asoció consigo a muchos para que sean uno con él. Pues a cuantos lo recibieron les dio poder de llegar a ser hijos de Dios.

Haciéndose él Hijo del hombre hizo hijos de Dios a muchos. El que es Hijo único asoció consigo, por su amor y su poder, a muchos. Éstos, siendo muchos por su generación según la carne, por la regeneración divina son uno con él.

Cristo es uno, el Cristo total, cabeza y cuerpo. Uno nacido de un único Dios en el cielo y de una única madre en la tierra. Muchos hijos y un solo Hijo. Pues así como la cabeza y los miembros son un Hijo y muchos hijos, así también María y la Iglesia son una madre y muchas, una virgen y muchas.

Santo Evangelio 16 de diciembre 2017

La imagen puede contener: 1 persona, texto



Día litúrgico: Sábado II de Adviento

Texto del Evangelio (Mt 17,10-13): Bajando Jesús del monte con ellos, sus discípulos le preguntaron: «¿Por qué, pues, dicen los escribas que Elías debe venir primero?». Respondió Él: «Ciertamente, Elías ha de venir a restaurarlo todo. Os digo, sin embargo: Elías vino ya, pero no le reconocieron sino que hicieron con él cuanto quisieron. Así también el Hijo del hombre tendrá que padecer de parte de ellos». Entonces los discípulos comprendieron que se refería a Juan el Bautista.

«Elías vino ya, pero no le reconocieron, sino que hicieron con él cuanto quisieron»

viernes, 15 de diciembre de 2017

Hechos de los Apóstoles, Lección 17 - Hch. 13, 1-15

16 de diciembre: Las santas mártires de África

Novena Digital Día 1 - Padre Carlos Yepes

Evangelio de hoy - Sábado 16 de Diciembre (Padre Carlos Yepes)